Kimiko Date-Krumm, que no juega desde enero de 2016, no se da por vencida y quiere seguir jugando al tenis.

Dos operaciones de rodilla le impidieron a Kimiko Datte-Krumm continuar jugando al tenis normalmente a pesar de su edad. En la temporada pasada sólo jugó un torneo y fue en la clasificación del Abierto de Australia, donde cayó en primera ronda. Sin embargo, a sus 46 años y luego de atravesar las lesiones, buscará desafiar a propios y extraños con su retorno a las canchas.

Me he propuesto el desafío de seguir precisamente porque todos pensaban que lo iba a dejar ya“, señaló la tenista japonesa que durante su carrera cosechó nueve títulos, fue número cuatro del mundo y llegó a semifinales en tres de los cuatro torneos de Grand Slam, excepto Wimbledon.

El primer retiro de Kimiko Date se produjo en 1996. Doce años después, en 2008, decidió retornar a las canchas ya con 40 años. Desde ese regreso, obtuvo un título WTA en la temporada 2009 en el International de Seul y una final en Osaka 2010.

Mi objetivo no es romper ningún récord sino ser de nuevo competitiva“, contó la oriental. Y agregó: “Me gusta el tenis, los retos y competir“. En septiembre, Date-Krumm cumplirá 47 y  posiblemente los festeje dentro de una cancha de tenis, porque allí disfruta.

Foto destacada: Zimbio