Alexander Zverev cayó en primera ronda de Roland Garros con el español Fernando Verdasco y no tuvo reparos en manifestar que fue un mal partido.

¿Enojado? Sí. ¿Autocrítico? Mucho más. Alexander Zverev es joven pero ya siente la responsabilidad de ser protagonista en cada torneo que va a disputar. Hoy fue superado por Fernando Verdasco y se despidió de Roland Garros en su debut.

El alemán, campeón del Masters 1000 de Roma hace pocas semanas, expresó sin pelos en la lengua: “He jugado como una verdadera mierda. La explicación de esta derrota es bastante simple“.

Él jugó con mucha inteligencia. Él trató de empujar hacia abajo y lo logró. No me sentía muy bien la pelota en la raqueta. Jugué muy corto, todo el tiempo a la defensiva”, agregó el tenista de 20 años en conferencia de prensa luego de la derrota por 6-4 3-6 6-4 6-2.

A pesar de la autocrítica, Zverev es consciente que no se termina el año y que aún tiene muchos certámenes importantes por disputar: “Este no es el fin del mundo. Todavía estoy número cuatro en la Carrera a Londres. He trabajado bastante bien este año. He ganado tres torneos. Bien he perdido un partido, pero todo el mundo pierde partidos