El tenista argentino Guido Andreozzi, actual 127 del mundo, cayó en la final del Challenger de Lima con el chileno Christian Garín por 6-4, 5-7 y 6-7. 

Andreozzi no pudo continuar con la racha ganadora de los tenistas argentinos en Challenger: cuatro títulos consecutivos. El nacido en Bueno Aires arrancó ganado pero finalmente no pudo con el joven chileno, que cerró una gran semana en Lima.

Garín, a sus 20 años, consiguió con esta victoria su primer título de Challenger en su carrera. El campeón del Roland Garros Junior en el 2013 había llegado a Peru con una racha de 11 derrotas en 13 partidos jugados y las últimas tres al hilo.

El joven chileno, que durante el 2016 se coronó en 4 torneos Futures, no había podido hacer aún pie en el circuito Challenger, tras un intento a finales del año pasado.

Con este campeonato Garín se aseguró su mejor ranking, será el 225 del mundo a partido del lunes.

Mientras que Andreozzi se quedó al borde de levantar su tercer torneo de Challenger en lo que va del 2016, que está completando el mejor año en lo que va de su carrera.

Foto Destacada: ESPN