Sorprendente curiosidad contó la esposa de Andy Roddick sobre los trofeos que cosechó el norteamericano a lo largo de su carrera profesional.

Suele decirse que cada título conseguido quedará guardado y en el recuerdo de todos los deportistas. Sin embargo, Andy Roddick parece no haber tomado la misma decisión.

Según declaraciones de su esposa Brooklyn Decker, el ex tenista estadounidense se deshizo de casi todos sus trofeos cosechados en su carrera: “Fue muy molesto“, expresó la mujer.

Lo hizo un día cuando yo estaba fuera de la ciudad. Decidió que ‘esto no significa éxito para mí, estos no me definen y realmente no me importa tener estas cosas materiales alrededor de la casa‘, por lo que los tiró a la basura“, contó Decker en declaraciones a la prensa que estaba presente.

A pesar de ello, hay un trofeo que Andy Roddick aún resguarda de los 32 que ganó: el US Open 2003, sin lugar a dudas el más importante de su carrera, donde venció en aquella final a Juan Carlos Ferrero.

Foto destacada: Macaulay Honors College