Su nombre es Artin Elmayan y el 5 de abril pasado cumplió nada más ni nada menos que 100 años. Imperdible historia.

Nació el 5 de abril de 1917 en Marash, Armenia, y desde joven ya tuvo una vida bastante movida. Vivió en Siria, Persa y el Líbano, entre otros lugares, y a los 21 años llegó a Argentina. Desde ese entonces se radica en el país y viaja todos los martes, jueves y sábado en tren para hacer lo que más le gusta: jugar al tenis en el Club River Plate.

Sí, a los 100 años sigue dedicándole su tiempo a la raqueta. Elmayan comenzó a jugar a los 39 años por diversión y nunca tuvo un profesor, ya que lo hacía como hobbie y no tomaba el deporte en serio. Con 45 años, participó en el torneo del Club Comercio y no paró más: hasta la actualidad cosecha más de 30 trofeos.

Sin embargo, desde hace un tiempo largo ya compite en la la Clase Senior de la Asociación Argentina de Tenis para jugadores con más de 75 años y también lo hizo en torneos internacionales. “A veces juego partidos de hasta tres horas“, le contó Artin Elmayan al diario Clarín en una entrevista realizada en 2012. “Tengo aguante, no termino cansado. Pero ojo, juego singles porque el doble me aburre“, agregó.

Según expresó, prefiere a los jugadores de un buen comportamiento dentro y fuera de la cancha. “Me gustaba Vilas y ahora Roger Federer. También Del Potro. Y no sólo miro si juegan bien, también me interesa que sean buenas personas

Elmayan se jubiló en 1984 pero hasta pocos años atrás continuó trabajando en un negocio propio de venta de uniformes escolares.