La cancha principal del US Open tiene, a partir de esta edición, un techo retráctil que permitirá que haya acción sin importar las condiciones climáticas. 

Casi 18 meses le tomó a la organización del cuarto Grand Slam de la temporada realizar la millonaria obra que pone al torneo de Nueva York dentro de los más modernos del circuito.

Foto Destacada y Video: ATP