Se siguen sumando equipos a la siguiente fase de la Davis, donde la única serie que resta definir es la de Argentina e Italia.

Bélgica, que enfrentará al ganador de Italia y Argentina, sin Goffin venció sorpresivamente a Alemania 4-1. El viernes Darcis venció a Kohlschreiber en un partidazo, 7-6 en el quinto, mientras que Zverev igualó la serie venciendo a De Greef en tres sets. Hasta ahí nada muy raro, pero el sábado, Bélgica comenzó a escribir una gran página en su historia copera, que está en crecimiento en estos últimos años. Bemelmans y De Loore vencieron a los hermanos Zverev 6-3 en el quinto, y el domingo, para completar la faena, Steve Darcis demostró que es un jugador muy copero y derrotó a Zverev en cuatro.

España sufrió mucho más. El pánico se apoderó de los ibéricos cuando los ignotos Draganja y Metkic vencieron a los Lopez (Marc y Feliciano) 6-4 en el quinto. Los españoles, super experimentados en el rubro, no lo podían creer. A esto se le sumaba la inesperada derrota de Carreño Busta ante Skugor el viernes. Pero por suerte, Espaá encontró en Bautista Agut a su salvación. Victoria ante Pavic el viernes para igualar la serie en uno, y ante Skugor el domingo para igualarla en dos. Ya en el quinto punto, Carreño despachó a Mektic en tres sets, y España enfrentará a Serbia en un duelo que podría ser increíble si juegan Nadal y Djokovic, de lo contrario, la serie será buena peo no extraordinaria.

Por último, el colmo de la jornada. La serie estaba igualada 2-2 entreGran Bretaña y Canadá, Edmund 2-0 arriba ante Shapovalov y quiebre del británico en el tercero. El canadiense explotó, y de la bronca intentó lanzar un pelotazo a la tribuna, con tanta mala suerte que le dio justo en el ojo al umpire. Si bien no fue intencional, una actitud antideportiva así no se puede dejar pasar, y Canadá fue sancionado con la derrota en la serie. Gran Bretaña, por su parte, se medirá ante Francia en cuartos, en un choque de potencias.

Foto destacada: Copa Davis Sitio Oficial