La canadiense volvió a jugar la semana pasada después de tres meses y es consciente que todavía debe recuperar su nivel para ser protagonista en el Australian Open.

“Estoy deseando poder disfrutar este torneo pero sin ninguna expectativa. Hace un mes ni siquiera estaba segura de que pudiera jugar el Abierto de Australia así que estoy feliz“, manifestó Eugenie Bouchard sobre su favoritismo de cara al primer Grand Slam del año.

La jugadora de 21 años cayó en los cuartos de final de Shenzhen ante Timea Babos y esta semana arrancó de buena forma en el WTA de Hobart derrotando a la norteamericana Bethanie Mattek Sands por 6-2 y 6-1. “Me siento bien. No quería jugar si no me encontraba preparada de alguna forma así que he trabajado duro durante la pre-temporada intentando ponerme al día, confesó la actual 47º del ranking mundial.

“Todavía me siento un poco oxidada. Necesito recuperar nuevamente la confianza, jugando más partidos“, expresó Bouchard, que, aunque entiende que será difícil, buscará mejorar su performance en el Abierto de Australia 2014 y 2015, donde llegó a semifinales y cuartos de final respectivamente.

“No sé cuánto tiempo me tomará volver a estar en forma. Es un camino muy largo pero estoy preparada para recorrerlo“, sentenció la canadiense.