El tandilense derrotó a Mitchell Krueger sin sobresaltos y pasó a la tercera ronda del Master 1000.

Juan Martín del Potro cumplió. Tenía que pasar de ronda ante el N°244 del mundo, Mitchell Krueger, y lo hizo. El argentino venció al estadounidense 6-4 6-4 y avanzó a la siguiente instancia del Masters 1000 de Cincinnati, en la que se enfrentará a un rival de otro calibre: Grigor Dimitrov.

Krueger es un jugador con un buen servicio y lo usa como su base para plantear el juego. Trata imponer un juego veloz con su derecha desde el fondo de la cancha, y una vez que genera espacios sube a la red para cerrar los puntos. Da poco ritmo e intenta que el partido se vaya rápido. Por eso el encuentro de hoy fue muy entrecortado, con pocos peloteos, poca dinámica y dominio de los saques sobre las devoluciones.

Del Potro no necesitó demasiado tenis para sacar el partido adelante. Solamente inquietó a su oponente cuando este servía 4-5 en ambos sets, y en ambas oportunidades quebró. Solo debió sufrir un game de saque a mediados del segundo parcial y nada más. La próxima ronda la vara estará más alta y la exigencia será distinta. Para vencer a Dimitrov, el tandilense deberá mostrar una mejor versión de sí mismo.

Foto destacada: Minuto Uno