El argentino, que venció a Dominic Thiem en Madrid jugando en un gran nivel, aseguró que le sorprendió haber conseguido la victoria.

Tal vez sea el punto de partida para que Juan Martín del Potro vuelva a las versiones en la que se lo vio durante su carrera. Sin embargo, él mismo pide paciencia y sabe que todavía está lejos tanto de su mejor faceta como de los jugadores de elite.

El triunfo en la primera ronda del Masters 1000 de Madrid significó una grata sorpresa para el tandilense, que venía de caer en cuartos de final del ATP de Munich frente a Philipp Kohlschreiber: “Increíblemente gané el partido y estoy en la próxima ronda de un torneo que siempre me ha tratado muy bien”.

delpo dios1

Lágrimas de alegría para Delpo en Madrid. Se retiró ovacionado del estadio.

“Me enfrentaba al mejor rival de mi vuelta”, manifestó en referencia al austriaco. “Sabía lo bien que estaba jugando, como sé cuáles son mis condiciones y lo mucho que me falta para estar como quiero estar. Estar en una competencia así ya es un gran logro y si puedo sumar una victoria es más lindo. Estoy más cerca cada día pero a la vez sigo lejos de mi mejor nivel“, agregó ‘Delpo’.

En el final del encuentro, Del Potro se retiró del estadio Arantxa Sánchez, segundo estadio en importancia, emocionado hasta las lágrimas. “La alegría que tengo y la emoción es por algo lindo. No he llorado por tener que abandonar ni por molestias en mi muñeca”, contó.

Al campeón del US Open 2009 se lo notó mucho mejor en sus movimientos y principalmente en su revés a dos manos, soltando más la muñeca y pegando menos veces el slice, un recurso que utilizó mucho durante los torneos anteriores: “Estoy creciendo con mi revés y ganando confianza. Necesito más partidos, más entrenamientos para mejorar mis golpes pero debo ser paciente. Quizás la segunda parte del año sea buena para mí“, confesó.

Finalmente se refirió a la posibilidad de participar en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016Sé lo lindo que es porque tuve una experiencia en Londres, pero eso todavía está un poco lejos. Con mi ránking protegido puedo entrar. Eso me habilita a jugar. Faltan cien días y sólo estoy pensando en cómo estoy la semana que viene”.