Seguinos en las redes

¿Es Del Potro tan bueno como creemos? Sí

Analizamos la carrera de Del Potro comparándolo de manera correcta y no con subjetividades de por medio.

Temáticas de esta nota:

A la hora de analizar la carrera de un deportista, debe haber un objetivo, un foco claro y definido, y, en lo posible, intentar al menos llegar a una conclusión, ¿sino qué utilidad tiene? ¿Para qué lo haríamos? Esta búsqueda se transforma en una obligación periodística más aun cuando ese análisis es para desacreditar el palmarés, la trayectoria o la categoría de un jugador; poder hacer se puede, es válido, pero si se hace hay que hacerlo bien. Y, más importante, hay que hacerlo por algo. De lo contrario no solo no se aportará nada bueno a la comunidad tenística en este caso, sino que se aportará confusión y polémica sin necesidad.

 

La nota “¿Es Del Potro tan bueno como lo creemos?”, publicada en La Nación, afirma, tal como insinúa el título, que el tandilense no es un jugador “tan bueno”, tomando como referencia “lo que creemos”. Es imposible detectar de dónde surge este planteo. Veamos el por qué.

 

¿Es Del Potro tan bueno como lo creemos? Primero hay que aclarar qué creemos y quién lo cree. En ninguna parte del artículo se aclara “qué creemos”, y por lo tanto el lector tiene total libertad de entender lo que quiera.

 

¿Creemos que Del Potro es tan bueno como Federer, Nadal o Djokovic? Realmente no. Si bien esto parece una obviedad, en la nota solo se lo compara al argentino con ellos tres. En consecuencia, la interpretación más sugerente por parte del autor es que el punto de partida para gestar una idea es el de los tres tenistas más laureados de la actualidad. Hasta históricos como Agassi, Becker, McEnroe, Edberg o Lendl, por solo mencionar algunas grandes leyendas de este deporte, salen perdiendo si se los compara con Federer, Nadal y Djokovic.

 

Del Potro no ganó 15 Grand Slam, solo ganó uno  -como si fuera poco-, entonces no es tan bueno como “creemos”. Del Potro no peleó nunca por el N°1, entonces no es tan bueno como “creemos”. Federer, Nadal y Djokovic no pierden con “ignotos”, entonces Del Potro no es tan bueno como “creemos”  -como si fuera el único de los jugadores top que pierde con otros de menor categoría-.

 

Poner al tandilense al lado de Federer, Nadal y Djokovic, e incluso de Murray, es como comparar bananas con manzanas. Ambas son frutas, pero es lo único que tienen en común. Es como apostar a que después del 23 de enero viene el 24. Que el tandilense tenga potencial para ganarles partidos y que lo haya hecho varias veces no lo equipara a su altura.

 

Un día David Ferrer declaró: “Soy el número 1 de los humanos”. Tenía razón. Federer, Nadal, Djokovic y Murray están en otro nivel y comparar a cualquier otro jugador con ellos sería mandarlo a la guerra sin armas y con esposas. ¿No sería entonces, más justo, comparar a Del Potro con Ferrer, con Berdych, con Cilic, con Raonic, con Nishikori o incluso con Wawrinka que ganó dos Grand Slam más que él? Y eso que ninguno de ellos debió reintegrarse dos veces en el circuito ni entregó tantos años de ventaja por no poder jugar.

 

Estos tenistas nunca pudieron pelear por el N°1 debido a la presencia de los tres grandes. De hecho el propio Murray recién peleó por el primer puesto del ranking cuando Federer y Nadal estaban ausentes y Djokovic pasaba por un bajón sin atenuantes en el que jugaba el peor tenis de su carrera hasta ese momento. Pero Del Potro en algún momento de este siglo sí fue el N°1 de los humanos.

 

Tiene más títulos que Berdych, Cilic, Raonic, Nishikori y Wawrinka. Con un 38,7% tiene mejor efectividad ante jugadores top que la mayoría de los mencionados e incluso que David Ferrer. Ganó un Grand Slam antes que Cilic y que Wawrinka; y estos ganaron los suyos después de que la muñeca izquierda obligó al argentino a abandonar las canchas por dos años. ¡Hasta Murray ganó un Grand Slam después que Del Potro!

 

La nota de Prieto Astigarraga afirma: “¿Cuán bueno es, entonces, el tandilense, de quien siempre se aguarda grandes cosas? Un deportista es bueno o no por todo lo que hace, no por sus picos […] Lo que define el nivel de un atleta no es su techo, sino su promedio”… ¡Pero si el promedio de victorias de Del Potro es de 71,1%! O ese porcentaje es muy bajo, o esto es un contraargumento del enunciador contra sí mismo. Federer y Nadal podrán tener cerca de un 80%, pero, ¿cuántos de los tenistas en activo que no integran el Big Four pueden presumir una cifra superior a la del argentino? Sobran varios dedos de una mano para contarlos.

 

Como agravante se puede destacar la circunstancia en la que tiene lugar la publicación. Si la carrera de Del Potro “no es tan buena”,  puede decirse en cualquier momento, ¿por qué hacerlo durante un pico bajo de su rendimiento, después de la estrepitosa derrota con Berdych en Australia? ¿No era que un deportista es bueno o malo por todo lo que hace y no por sus picos? ¿Se hubiera escrito la nota si Del Potro no perdía ese partido así?

 

En conclusión, compararlo con Federer, Nadal y Djokovic es injusto para medir qué tan bueno es. La manera más fácil de escapar de una acusación así es excusar que no se los compara con ellos. Pero si no se los compara con ellos, es imposible afirmar que Del Potro “no es tan bueno”. Y entonces hay que repetirse la pregunta: ¿Qué es lo que creemos? Quien crea que Del Potro debe ser comparado con ellos tres está equivocado. Lo que se cree es que Del Potro es tan bueno como los demás, y no hay algo incorrecto en esa creencia.

 

Lo que hace la nota, quizás sin intención, es embarrar la cancha de manera innecesaria. No solo manipula los contextos a su conveniencia, sino que, a simple vista, carece de fundamentos para haber sido redactada. No quedó claro  -al menos para el lector que consume este deporte-  el propósito del artículo ni con qué fin decidió hacerse, cuál era el aporte a realizar a la comunidad tenística. Por su parte, esta crítica tiene un objetivo puramente constructivo y sin ánimos de ofender a quién la escribió.

 

Por Federico Menteguiaga

fede.menteguiaga@hotmail.com

Foto destacada: La Nación

Autor:

Periodista deportivo | Productor General de Tenis Zone Radio

También te puede interesar...

Marin Cilic, el silencioso

Una nueva final para el croata, uno de los jugadores que más rinde en los Grand Slam, pero de los menos tenidos en cuenta.

Nadal al milímetro

¿Qué le pasa a Nadal? Es algo así como una de las preguntas del millón que circulan por el actual circuito ATP. Es poco probable, sino imposible, que los seguidores del deporte de la raqueta no se hayan formulado o escuchado la formulación de esta interrogante sin respuesta. Al menos en España es una utopía.

El año de Djokovic en cinco momentos

Sin lugar a dudas fue un gran año para el serbio Novak Djokovic que volvió a culminar una vez más el año como el mejor tenista de la temporada. Con un año regular, el serbio está logrando lo que hacía Federer hace unos años atrás. Aún cuando parece que no está jugando de la mejor […]