Seguinos en las redes

Dimitrov despierta del sueño a Istomin

El búlgaro lo venció 2-6 7-6 6-2 6-1 y está en cuartos de final del Australian Open. Hasta acá llegó el sorprendente uzbeko que había eliminado a Djokovic. Hasta los octavos de final llegó la odisea de Denis Istomin en Australia. Hasta que se topó con el Grigor Dimitrov versión 2.0, o, mejor dicho, versión […]

Temáticas de esta nota:

C21giCKUkAASRhv

El búlgaro lo venció 2-6 7-6 6-2 6-1 y está en cuartos de final del Australian Open. Hasta acá llegó el sorprendente uzbeko que había eliminado a Djokovic.

Hasta los octavos de final llegó la odisea de Denis Istomin en Australia. Hasta que se topó con el Grigor Dimitrov versión 2.0, o, mejor dicho, versión 2017. Así y todo, el uzbeko dio batalla hasta con una lesión en la segunda mitad del partido que le impidió desplegar el tenis con el que había vencido a Novak Djokovic, el mismo tenis con el que estaba ganando hoy mismo.

Si bien el búlgaro no entró del todo fino al encuentro, Istomin seguía intratable, como si continuara el partido ante Nole. Tomó dos quiebres de ventaja y puso un 6-2 a su favor. La aventura australiana parecía querer continuar hacia la siguiente ronda, hasta cuartos, hasta el miércoles de la segunda semana. Pero Dimitrov no estaba de acuerdo.

El segundo set fue saque a saque. El búlgaro empezó a variar más en su juego, jugaba mucho más con los efectos, con las direcciones y con las subidas a la red. De esa manera logró poner el partido en un plano de paridad. Irremediablemente fueron al tiebreak. En esa instancia Dimitrov no tuvo piedad y, con una inmensa seriedad, cerró el desempate por 7-2 y empató el match.

Allí Istomin debió pedir atención médica en el aductor de su pierna izquierda debido a una molestia muscular. Su físico lo estaba frenando en su travesía por Australia tan satisfactoria hasta el momento. En frente tenía un oponente que no le perdonaría errores. Tras recibir los tratamientos del fisioterapeuta, el uzbeko continuó. No podía retirarse. Si había llegado hasta aquí, su orgullo no le permitía terminar con un abandono. Si iba a perder, lo iba a hacer en cancha.

A pesar de haber sufrido un break prematuro en el tercer set, Istomin soportó el dolor como pudo y mantuvo su saque dos veces. Cuando servía 2-5 para seguir con vida en la manga, no pudo aguantar la presión de su rival, que no necesitó sacar para cerrar el parcial y se lo llevó por 6-2. Con molestias físicas y con desventaja en el marcador, la prolongación de la hazaña de Istomin se hacía cada vez más cuesta arriba.

Sin titubuear y sin querer complicarse, Dimitrov ganó el cuarto set 6-1 de manera simple y rápida para avanzar a los cuartos de final y seguir en camino del título. De esa manera le puso fin a la odisea australiana de Denis Istomin, la que lo levantó de un 2016 marcado por la crisis tenística. Y la que le hizo saber que él es capaz de cualquier cosa, incluso de vencer a Novak Djokovic.

Autor:

Periodista deportivo | Productor General de Tenis Zone Radio

También te puede interesar...

20 veces Roger Federer

Con la conquista del Abierto de Australia, Roger Federer gana su vigésimo título de Grand Slam tras derrotar a Cilic en un partido que se le escapaba de tanto en tanto.