El serbio minimizó los dolores que sufrió en los cuartos de final del Masters 1000 de Miami ante Tomas Berdych.

La alarma se encendió cuando Novak Djokovic solicitó atención medica en el segundo set. Sin embargo, la tranquilidad llegó cuando luego siguió jugando y ganó el partido con cierta comodidad.

“Una vez que se tira la pelota para sacar no se puede predecir con mucha certeza dónde iba a terminar. Es por eso que sentí espasmos en la espalda, pero no hay por qué preocuparse. En absoluto“, manifestó el actual número uno del mundo sobre sus molestias”.

Fue su triunfo 52 en los últimos 54 partidos disputados y el número 28 sobre 29 en el certamen estadounidense. “Creo, en general, que este ha sido mi mejor partido en el torneo desde el primer al último punto. Llegó en la etapa correcta del torneo para mí“, opinó.

Con respecto a sus sensaciones dentro de la cancha, Nole aseguró: “Me siento mejor este año que cómo me había sentido en esta misma etapa de la temporada pasada. Y eso definitivamente me satisface. Espero poder seguir adelante y mantener la trayectoria”.

En semifinales del Masters 1000 de Miami se verá las caras con el belga David Goffin, a quien le ganó los tres encuentros previos: Roland Garros 2013 y Cincinnati 2013 y 2015.

Foto destacada: @super_tiebreak