Novak Djokovic aseguró que pensó en retirarse del match ante Kukushkin porque se sentía “muerto” luego del tercer set. 

El número uno del mundo estuvo “al límite física y mentalmente” luego de cinco horas de una extenuante batalla ante Mikhail Kukushkin. Finalmente el serbio salió victorioso de ese partido, para dejar con vida a Serbia en Copa Davis. Ese esfuerzo sobrenatural no fue en vano para Nole, ya que, más tarde Troicki selló el pase a cuartos de final.

Djokovic comenzó aclarando: “mi adversario ha jugado muy bien tácticamente, probablemente se merecía ganar”.  Luego agregó “Yo jugué al nivel que pude ya que no estaba bien física y mentalmente. Ha sido uno de los partidos más complicados que he jugado, sobre todo por el hecho de que no sabía si retirarme o no”.

Gracias al apoyo de la hinchada serbia, Novak encontró fuerzas para seguir luchando. Expresó que “sin ellos no sé cómo lo hubiera podido hacer. El público ha estado fenomenal y cuando les pedí que me apoyaran, me han resucitado entre los muertos, literalmente“.

“No quería retirarme, mi cabeza y mi corazón me pedían continuar. Quería ganar delante de mi público, en casa” señaló el mejor jugador del planeta.

Pensando en Indian Wells, afirmó que terminó muy mal físicamente y habrá que esperar para ver cómo se recupera. Recordemos que Novak Djokovic es el campeón defensor del primer Masters 1000 de la temporada 2016, que arranca el jueves.

Foto destacada: Eurosport