El número uno del mundo ya palpita lo que será la gran final del US Open donde tendrá enfrente a Roger Federer. Nole avisó: “Intentaré hacer mi plan a la perfección”.

djokovid

Djokovic buscará su segundo título en Nueva York

1 hora y 25 minutos de juego. Tan sólo eso le bastó a Novak Djokovic para doblegar 6-0 6-1 6-2 a Marin Cilic, que tenía como objetivo revalidar el título que consiguió en 2014 cuando venció en la final a Kei Nishikori, obteniendo el primer -y único hasta el momento- Grand Slam de su carrera. Nole, sin piedad, lo pasó por encima y se metió en su sexta final en el certamen neoyorquino, donde pudo levantar el trofeo en una ocasión.

“Me sentí muy bien sobre la pista, a pesar de que Cilic tampoco estuvo al ciento por ciento. Busqué concentrarme y salir con la intensidad adecuada“, manifestó el número uno del mundo luego del partido, reconociendo que su rival salió a jugar con algunas molestias físicas que no le permitieron desenvolverse de la mejor manera.

Los problemas en el codo que sufrió ‘Nole’  durante la gira norteamericana resultaban ser una incógnita de cara al US Open. Sin embargo, aseguró haberse recuperado y estar al 100 por ciento físicamente: “Tuve varios días para recuperarme y es por eso que me siento en una condición adecuada“.

Con vistas a la final ante Roger Federer, sabe que será un partido difícil. “Roger viene de ganarme en Cincinnati, está jugando muy bien y será un duro duelo para los dos“, se sinceró el serbio.

Djokovic fue campeón en el Abierto de Australia y en Wimbledon, mientras que llegó a la final de Roland Garros -cayendo en cuatro sets con Wawrinka-, y ahora nuevamente está en el encuentro decisivo. Es por ello que no le quita mérito a lo conseguido: “Es un gran logro rendir al máximo en los torneos importantes. Me siento muy orgulloso de lo que he conseguido en los torneos de Grand Slam“.