“Es lo que todo jugador quiere hacer, irse con un gran trofeo. Así es como me gustaría decir adiós al tenis”, fue la frase que dijo la italiana Flavia Pennetta tras levantar el primer Grand Slam de su carrera en el Arthur Ashe, la pista central del US Open, en New York. Venció en la noche del sábado a su compatriota Roberta Vinci (32 años y 43 del ranking femenino) por 7-6 y 6-2.

Además de las satisfacciones de llegar a la final de un torneo grande, fue un partido especial para ellas, quienes se conocen y juegan juntas desde los 9 años, fueron a Roma por su futuro en el tenis a los 14, compartieron cuarto y entrenamientos hasta los 18, profesionalmente disputaron varios encuentros en dobles, y anteayer, fue la primera vez en la historia que se enfrentaron dos italianas en una final de Grand Slam. Ambas con una edad conjunta de 66 años y 19 días celebraron la final más veterana en un torneo grande desde el comienzo de la era “Abierta” en 1968.

italianas

La campeona Flavia Pennetta y la finalista Roberta Vinci

“Es el broche de oro a una carrera, a una vida deportiva salpicada de lesiones, de buenos y malos momentos, de recorrerse el planeta de un lado a otro, de sinsabores y también de triunfos”, destacó El País de España. La número 26 del ranking WTA (Asociación de Tenis para Mujeres, en inglés) se convirtió en la segunda deportista de su país en festejar en un campeonato de estas características, la primera fue Francesca Schiavone en el Roland Garros 2010.

“Nunca pensé llegar tan lejos, ni realmente ganar este torneo. Le agradezco a todo el público de Nueva York todo el apoyo que nos dieron. Son muy lindos”, contó en la ceremonia. Del otro lado, Vinci se sinceró: “He perdido, pero estoy contenta por ella”. Dio la sorpresa al vencer por 2-6, 6-4 y 6-4 a la estadounidense Serena Williams en semifinales, quien buscaba ser la segunda tenista de la historia en levantar los cuatro grandes en una misma temporada. Ya lo había hecho la alemana Stefanie Graf en 1988.

Pennetta dará un paso al costado del tenis, pero anticipó: “Ha sido mi último partido en Nueva York pero ahora jugaré en Wuhan y Beijing (China). Manifestó haberse sentido mal en el Roland Garros de este año, tres días del torneo estuve a punto de anunciar que no lo jugaba”. Participó y cayó en octavos ante la española Garbiñe Muguruza.

El italiano Fabio Fognini, pareja de la oriunda de Brindisi de 33 años, se sumó a los festejos: “El regalo más bello que me puedes dar. ¡Muy orgulloso de vos! Gracias por ayudarme y bancarme cuando las cosas no andaban bien. Ahora sos campeona, el sueño de cualquier atleta, siempre serás la número 1. ¡Gracias por la emoción que me has regalado! Felicidades a mi reina, allá en New York”.

En su carrera consiguió 10 títulos individuales y 17 dobles en WTA, 7 en singles y 10 en dupla en la ITF (Federación Internacional de Tenis). Personalmente tiene un récord de 571 victorias y 361 derrotas. En dúo 388 partidos ganados y 241 perdidos.

Expresó que nunca se imaginó campeona del US Open, sin embargo, se va por la puerta grande: “Con esta victoria, mi vida ahora ya es perfecta”.