“Chris Kermode está construyendo una reputación como innovador. Su último proyecto es poner en marcha un torneo sub-21 en noviembre de 2016, una semana antes del World Tour Finals (torneo que reúne a los ocho mejores jugadores del mundo), disparó Simon Briggs periodista del diario británico The Telegraph, quien entrevistó en junio al presidente de la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP).

Asumió en el cargo el 1 de enero de 2014, y estará hasta el último día del próximo año. En la charla, demostró los dos objetivos para su proyecto: Acelerar la campaña para las estrellas del mañana, y así darle más oportunidad a una generación que todavía no explotó y que le será difícil competir contra tenistas como Roger Federer, Rafael Nadal y Novak Djokovic. Que entre los tres, suman 40 Grand Slams ganados.kermoderoger

El otro punto a alcanzar es el de establecer un nuevo evento en el que los puntos ATP no sean lo importante, sino que sirva para formar profesionales y renovar el calendario profesional. El sitio puntodebreak.com publicó: “El británico Kermode busca desafiar este negocio, algo que ya vimos en la Copa de Maestros 2014 (World Tour Finals), donde repartió dos sesiones por día, elevando la asistencia del público un 30%”, y lograr un récord en el torneo de 263.560 espectadores.

Podemos usar la modalidad sub-21 para ver la duración de los juegos, el calentamiento, el Código de Conducta y así sucesivamente. Es increíble cuando se habla de cosas así, la gente por lo general odia el cambio, por lo que las barreras bajan. Pero como todo negocio, nosotros tenemos la responsabilidad de mirar hacia nuestro producto, continuó el presidente en su explicación.

También destacó la presencia de ex tenistas como John McEnroe y Boris Becker en su grupo de asesoramiento: “Ambos reconocen que el tenis actual está en su mejor momento, que tenemos superestrellas icónicos. Pero se están preparando para los cambios de la época, como las épocas siempre lo hacen. Y trabajar para que la nueva generación llegue hasta ahí”.

“Cuando la gente apoya un equipo de fútbol lo hace de una cosa casi tribal (familiar), a menudo se encuentra con que su padre y su abuelo lo han apoyado también. Pero es distinto cuando hablamos de un deporte individual (como el tenis) que está basado en la personalidad”, dijo Kermode. Luego, citó un programa de la televisión británica para explayarse: “Cuando usted mira The X Factor (concurso de talento) ve a todas esas personas cantando una tras otra, y como hacen un gran trabajo de venta dando a conocer su historia para ese momento. Luego al verlo en el escenario tu ya has comprado el producto y quieres que gane tu favorito.

LONDON, ENGLAND - NOVEMBER 16:  ATP Executive Chairman and President, Chris Kermode presents Novak Djokovic of Serbia with the ATP trophy on day eight of the Barclays ATP World Tour Finals at O2 Arena on November 16, 2014 in London, England.  (Photo by Julian Finney/Getty Images)

Finalizó en la entrevista: Otra cosa acerca de los muchachos es que la gente, a menos que estén muy metidos en el mundo del tenis, no son conscientes de lo extraordinarios que son como atletas. En la televisión pueden parecer tranquilos, pero su resistencia, su dinamismo… Si pudieran verlos entrenar y ver su fortaleza, entonces usted no tendría que ser un fanático del tenis, podría acabar siendo un fanático del deporte y apreciar lo increíble que es todo. En la ATP nuestro trabajo es llevar a estos personajes a la vida real.

Admitió que, mientras se gestiona la sede y los patrocinadores, el inglés que dirige la máxima entidad de tenis intentará convencer a jóvenes promesas para participar del certamen. Algunos serían: los australianos Nick Kyrgios (37° del ranking mundial) de 20 años, y Thanasi Kokkinakis de 18, o el ruso Andrei Rublev, quien con 17 años disputó el último punto ante España, que le permitió a su país seguir en el camino hacia la primera división de Copa Davis.