En menos de una semana, tres de lo más grandes tenistas de la historia cumplieron años. El primero fue el sábado 8 de agosto: Roger Federer. El segundo un día después, Rod Laver.

samprasagassi

Hoy es el turno de los 44 años de Petros “Pete” Sampras. Ganador de 14 Grand Slams, entre ellos 7 Wimbledon, 5 US Open y 2 Abiertos de Australia. Y poseedor del segundo récord de semanas en el puesto número 1 del ranking ATP (Asociación de Tenistas Profesionales) con 286. Ganó dos Copas Davis para Estados Unidos en 1992 y 1995. 

Nunca pudo gritar “campeón” en un Roland Garros, lo único que le faltó a su exitosa carrera. En 1996 fue donde más lejos llegó en el certamen francés, pero cayó en semifinales ante el ruso Yevgeny Kafelnikov.

En el verde césped del All England Tennis Club levantó la corona siete veces, máximo ganador del certamen junto a Federer. Con quien se enfrentó allí en octavos de final del año 2001. Sampras tenía 29 años y su contrincante 19.

federer-sampras“¡Vamos Pete!”, exclamaba el público previo al saque de Sampras, estaba 2-1 y 0-40 abajo. Reaccionó, se dio cuenta que debe cambiar su estrategia. Dejó de sacar hacia el revés de Roger -un revés que hasta hoy sigue siendo de los mejores del mundo, según el ex tenista Mats Wilander-, consiguió levantar el triple quiebre disparando hacia la derecha de su rival e igualó el encuentro.

El partido siguió parejo, el estadounidense no aprovechó la única posibilidad de break que le cedió el suizo. El primer parcial se definió en un desempate: Sampras se adelantó 5-4 con dos servicios, pero el adolescente lo empató 5-5 con una devolución de su revés. “¡¡Come ooon!! (¡Vamos!), se gritó así mismo luego de un servicio que lo puso 6-5 por delante. “Exclamó como si fuera el australiano Lleyton Hewitt o el propio Roger Federer años después”, contó el periodista Guillermo Ortizen su nota del sitio Unfollow.com.

Tiene la chance de quedarse con el set, pero el europeo logró un ace que rozó la línea. “¡¡It was out!! (¡¡Fue afuera!!), le gritó al juez Mohamed Lahyani, eran tiempos donde el Ojo de Halcón no existía. Federer se quedó con la primer manga en 46 minutos: 9-7 en el tie-break.

En el segundo parcial, Sampras se va al banquillo preocupado. La cámara enfoca a su esposa actriz, Bridgette Wilson y a su entrenador Paul Annacone. En el cuarto juego, Federer se sienta y pide asistencia por problemas en sus isquiotibiales. Parece ser la causa por la que perdió el set 7-5. Al final de éste, se va al vestuario.

El “pistolero Pete”, como lo apodaban, esperaba sentado en su silla. Sabe que puede ganarlo y seguir defendiendo un título que consiguió en 1993, 1994, 1995, 1997, 1998, 1999 y 2000. El partido se vuelve a jugar. “¡Come on!”, se dijo Federer tras quebrar en el tercer juego el saque de su rival. Que luego se igualó 4-4. Pero que el suizo cerró en un 6-4.

En la cuarta manga, un nuevo tie-break le dio vida en el encuentro a Sampras. Luego de que Roger salvó un 5-4 y un 0-30 abajo con tres aces y un punto de saque. 7-2 en el desempate le dio al campeón la oportunidad de un quinto set.

samprasAhora es “el pistolero” quien aprovechó el descanso para ir al baño. No hay tie-break en el último set de un Grand Slam, se define hasta que uno le gané por dos games de ventaja al otro. 5-6 abajo se encontraba el norteamericano. Federer se pone 0-30 arriba. El último campeón responde con un ace a la T de la cancha. El público responde con aplausos. 15-30 saca Sampras pero Federer lo devuelve y produce un error forzado a su rival.

15-40, es la primera vez que desde 1996 Sampras se encontraba a un punto de partido en contra. “De hecho, ha ganado 53 de sus últimos 54 encuentros”, escribió Ortiz. Saca, logra un servicio de aproximadamente 200 kilómetros por hora. Pero no fue suficiente, Federer respondió con una bola cruzada. Antes de que el árbitro cantara el partido terminado, él ya se había emocionado, sentado en la hierba inglesa.

En la siguiente y su última edición de Wimbledon, Pete quedó eliminado ante otro suizo en segunda ronda: George Bastl.

Su último Grand Slam fue el US Open de 2002, ante su eterno rival y amigo Andre Agassi: 6-3, 6-4, 5-7 y 6-4.