El medallista de bronce en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992 dialogó con Tenis Zone Radio, previo al comienzo de Río 2016.

Para entender la importancia de semejante logro basta con repasar la historia y las estadísticas. Argentina sólo logró cuatro medallas en la modalidad de tenis en Juegos Olímpicos: una en singles -la más reciente con Del Potro en Londres 2012- y tres en dobles. Una de ellas fue obra de Javier Frana junto a Christian Miniussi hace 24 años atrás. Es por ello que a vísperas del arranque de una nueva edición del evento deportivo más importante, el actual comentarista de la cadena de ESPN recordó su hito.

Es emocionante jugar un Juego Olímpico. El tenis me regaló la posibilidad de participar en tres oportunidades y la gran experiencia de convivir en una Villa Olímpica junto a otros atletas“, declaró Javier Frana en el comienzo de la charla.

  • ¿Es muy distinto el Juego Olímpico y la Copa Davis?

Tiene bastante similitudes, porque es individual pero sabés que todos los que son parte del equipo se alientan entre sí, algo que en el circuito no pasa salvo que sean muy amigos. Sos una de las personas que están a cargo de representar al país. En Copa Davis la presión a veces es muy grande y a veces menos.

  • ¿Imaginaban junto a Miniussi volver con un medalla de Barcelona 1992?

No, no lo veíamos muy factible. Teníamos un cuadro muy difícil, sólo la primera ronda era relativamente sencilla. Era casí un Grand Slam prácticamente para nosotros. Se fue avanzando, pasamos el primer compromiso y después cada partido era comprometido, muy difícil. Era lo más parecido a escalar el Everest o el Himalaya. Finalmente se terminó dando de una manera increíble.

  • ¿Qué significó ganar una Medalla Olímpica?

Ya el hecho de participar era una especie de medalla simbólica por estar ahí. Fuimos cayendo con el correr de los días en el torneo y lo terminás valorando mucho más después. Fue de lo más impresionante que me pasó. Barcelona tenía un significado muy especial porque por ejemplo la villa era muy linda. Veía las demás premiaciones y pensaba ‘¡Wow, lo que debe sentir esa persona! Y una semana después me tocó a mí.

  • ¿Cuál es tu opinión de aquellos tenistas que no van a los Juegos porque no da puntos ni dinero?

Lógicamente que uno lo tiene que respetar porque es una forma de verlo. Yo no lo comparto ni en lo más mínimo. Me parece que en la vida de un tenista ya has ganado mucho y tenés mucho como para perderte esta experiencia de vida.  También depende cómo lo viva cada entorno, cada país. Veo bien que no de puntos, porque hay cosas que tienen mucho más valor que una cuestión de dinero o una cuestión de ránking. Federer se emocionó cuando ganó la medalla en dobles y eso te marca perfectamente lo que puede llegar a sentir un deportista. Es la esencia.

  • ¿Cómo observás las posibilidades de los argentinos?

Los veo con chances de llegar lejos. No sería sorpresa pelear por una medalla. Lo bueno creo que para Del Potro puntualmente es que se juega a ganar dos de tres sets, eso le da mejor perspectiva. En menos tiempo puede mantener un ritmo alto y también en las siguientes rondas. Hay ciertas posibilidades. Ante ciertas ausencias, jugadores que no están del todo bien o por presión se te puede abrir el cuadro y hay que aprovecharlo y estar preparado. 

Foto destacada: www.cronica.com.ar