Durante la final del torneo disputado en Kuala Lumpur, Bouchard volvió a padecer los síntomas similares a la conmoción sufrida en el US Open 2015.

Lamentablemente para la canadiense, a partir de ese momento no pudo recuperarse al 100% y las secuelas siguen apareciendo.En el torneo, la ganadora fue Elina Svitolina al venecer a Bouchard por 6-7 6-4 y 7-5. La gira continua en Indian Wells y la ex N°5 deberá tener una pronta recuperación si quiere competir.

El principal objetivo para la canadiense es mantenerse saludable para luego si, pensar en tener mejores resultados y torneos. La recuperación no fue total y ella necesita volver a sentirse bien físicamente para trasladarlo a su tenis.

Cabe destacar que en enero había declarado que los dolores ya se habían ido y que todo había pasado.

Foto destacada: @infobae