El suizo contó sus sensaciones luego de coronarse en Indian Wells y cómo encarará su carrera en el futuro inmediato.

Roger Federer se consagró campeón del Masters 1000 de Indian Wells el pasado fin de semana. Es el segundo título que consigue desde que superó una lesión que lo marginó de las canchas por seis meses, y el primero fue nada más y nada menos que el Abierto de Australia. Tamaños logros son sorprendentes para todo el mundo tenis pero también para el propio Roger, quien en la conferencia de prensa posterior a levantar el trofeo habló acerca de este retorno soñado.

“Me gusta divertirme al mismo tiempo que juego y también el resto del tiempo. Este ha sido un capítulo más de mi regreso. Empecé ganando en Australia, donde se me presentó una gran oportunidad para salir campeón derrotando a grandes jugadores, al igual que aquí”, aseguró el suizo. “Cuando aterricé en Indian Wells me propuse el reto de jugar con la energía correcta desde el inicio, algo que se cumplió desde mi primer partido del cuadro”, agregó.

Cuando le consultaron si se imaginaba una vuelta a los courts tan auspiciosa, el helvético no ocultó su sorpresa. “Obviamente, todo esto no entraba dentro de mis planes, ganar primero el Abierto de Australia y luego aquí en Indian Wells. La idea era llegar a Wimbledon dentro de los ocho mejores del mundo pero ahora mismo debo actualizar mis objetivos, todo está siendo como el principio de un cuento de hadas. Cuando uno juega menos torneos, cada torneo que juega se hace mucho más especial”, confesó.

También se refirió a Stan Wawrinka, su compatriota y amigo, quien terminó llorando luego de ser derrotado en la final del certamen californiano. “Me gusta ver este tipo de emociones cuando juego, porque el deporte son emociones y Stan puede estar muy orgulloso del torneo que ha hecho”, afirmó. “Hay veces que cuando ganas o cuando pierdes ese sentimiento es más fuerte que tú, me encanta verlo y creo que a los fans también. He intentado animarlo durante la entrega de trofeos, él lo sabe. Supongo que de alguna manera lo he conseguido”, continuó.

Además, el ex número uno del mundo contó cuáles serán sus próximos pasos en el circuito. “Los próximos cuatro o cinco días me voy a centrar únicamente en descansar con la esperanza de jugar lo más tarde posible mi primer encuentro en Miami. Tras el torneo haremos una pequeña evaluación de lo que va de temporada”, sentenció.

Foto destacada: AP/Mark J. Terrill