Roger Federer despachó en tres parciales a Milos Raonic 6-4 6-2 7-6 y se instaló en las semifinales de Wimbledon. Ahora enfrentará a Tomas Berdych.

Sigue sin perder sets. Sigue desplegando su gran tenis. Sigue dando que hablar en Wimbledon. Sigue ilusionando al público que quiere verlo en la Catedral del Tenis conseguir su título número 19 de Grand Slam. No está lejos, sólo le faltan dos partidos.

Roger Federer volvió a dar un nuevo paso de cara a la final del domingo, ya que en cuartos de final se impuso en sets corridos a Milos Raonic, su verdugo el año pasado y en lo que fue su último partido de 2016 previo a la inactividad que lo marginó de las canchas durante varios meses. Esta vez el encuentro fue totalmente distinto y el suizo se impuso de principio a fin.

Mucho se habló del poderío del canadiense con su saque en esta superficie, pero el primer quiebre no tardó en llegar. Federer, con un gran punto, le rompió el servicio a su rival en el quinto juego en lo que sería la gran diferencia de ese primer set. Finalmente, se lo llevó por 6-4 sin sufrir sobresaltos.

El segundo parcial sería aún más favorable a ‘su Majestad’. Ya en el primer turno de servicio de Raonic, Federer apretó y logró el break. Se colocó 4 a 1 en un abrir y cerrar de ojos para luego cerrarlo con comodidad por 6-2. El nacido en Basilea ya estaba dos sets arriba en menos de una hora de juego.

Raonic, sin ánimos de rendirse, arrancó el tercer capítulo con un poco más de intensidad. Por su parte, el suizo parecía haber bajado su nivel un poco. Sin embargo, no lograba poner en peligro los turnos de saque de su rival. El octavo juego del partido sería clave para las aspiraciones del canadiense: dispuso de cuatro chances de quiebre y Federer logró salir airoso para igualar las acciones 4-4. De allí fueron directamente al Tie Break.

Un Tie Break que de forma muy clara en favor de Raonic, quien se adelantó 3-0. Cinco puntos consecutivos de Federer hicieron que la balanza se incline de su lado. A pesar de que Milos cortó con esa racha, no le alcanzó para evitar el triunfo del siete veces campeón de Wimbledon.

De esta manera, Roger Federer accedió a las semifinales del tercer Grand Slam del año por duodécima vez en su carrera, donde chocará con el checo Tomas Berdych, vencedor de Novak Djokovic por 7-6 2-0 y retiro. El historial favorece al suizo, quien ganó 18 de los 24 duelos previos.

Foto destacada: ibtimes.co.in