El suizo, muy cerca de recuperarse totalmente y volver a las canchas, se refirió a la importancia de su familia.

Mi esposa cree que todavía puedo ganar un torneo de Grand Slam. Ella me diría honestamente si tuviera alguna duda de ello“, confesó Roger Federer, máximo ganador de la historia en torneos de esta categoría. A sus 35 años, el nacido en Basilea planea seguir jugando durante varios años más, aunque cada vez le resulta un poco más difícil en certámenes a cinco sets.

Además, Federer expresó que Mirka también se encuentra ansiosa de su retorno a las canchas: “Ella no puede esperar para verme de nuevo en la pista al 100%. Ella cree en mí. Eso me da fuerzas”.

Federer, que ganó su último Grand Slam en Wimbledon 2012, contó sobre sus viajes y recorridos en su tiempo libre mientras hacía la rehabilitación en su rodilla: “No soy un amante de las escaladas, pero hice muchas cuando estuve en las montañas. Hice una lista de los sitios que quería visitar: el National Park, el Appenzellerland o un viaje a la ciudad con mi mujer sin los niños“.

Sobre la importancia de su familia en su vida y en su carrera tenística, ‘Su Majestad’ aseguró: “Es importante para mí darles a mis hijos el tiempo que se merecen. Hasta ahora, mis hijas habían tenido más”.

Foto destacada: Bekia