El suizo que desistió de participar en Montecarlo, Roma y Madrid todavía no decidió si jugará el segundo Grand Slam del año.

A sus 35 años, Roger Federer está atravesando uno de los mejores momentos de su carrera jugando a un nivel sensacional. Justamente su edad no es un detalle menor y a la hora de armar el calendario debe tener en cuenta su desgaste físico y su salud para encarar el resto de la temporada. Es por ello que se salteará varios torneos, entre ellos los Masters 1000 de Roma y de Madrid.

La última participación de Roger Federer en Roland Garros fue en la edición 2015.

A pesar de que se habló sobre que la única presencia de ‘Su Majestad’ en la superficie de polvo de ladrillo iba a ser en Roland Garros, el propio tenista tampoco confirmó si dirá presente en el abierto francés. “Hay que pensarlo bien, pero jugar por jugar no lo hago más. Debo estar bien preparado y realmente desearlo. Lo decidiré alrededor del 10 de mayo“, expresó.

La consagración en el Australian Open 2017 a finales de enero fue sin lugar a dudas el gran momento del año en lo que va del circuito tenístico, gracias al triunfo de Federer sobre Rafael Nadal en el duelo decisivo. El suizo aún sigue reviviendo ese momento como si hubiese ocurrido ayer: “El otro día miré los últimos 20 minutos de la final porque un amigo mío me envió la secuencia. Se me puso la piel de gallina“.

Cuando tuve que pasar por quirófano en 2016 no sabía de qué manera iba a despertar, estaba triste y dudaba sobre si realmente volvería a estar bien de nuevo. Pero nada más volví a la gira mi pierna se recuperó de inmediato“, contó luego de haberse perdido la segunda mitad de aquella temporada y principalmente el Abierto de Estados Unidos y su gran ilusión: los juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

Sobre una posible fecha de retiro, Roger Federer cree que no se tratará de una serie de derrotas que marquen su final. “Eso es algo más de la cabeza y el cuerpo. Mi objetivo ahora mismo no es volver a la cima. Juego para ser feliz, porque me provoca alegría, mi familia está contenta y mi equipo también.

Foto destacada: The Telegraph