Por la tercera ronda del Maters 1000 de Montréal, Roger Federer derrotó 4-6, 6-4 y 6-2 a David Ferrer y selló su boleto a cuartos de final. En la siguiente instancia se enfrentará al español Roberto Bautista Agut.

El suizo, preclasificado número dos del torneo, venía de superar sin ningún inconveniente al local Peter Polansky en segunda ronda. Con tan solo 53 minutos en cancha. En cambio, Ferrer, luego de ganarle a Kyle Edmund en primera ronda, había batallado para sacar a Jack Sock y llegaba con mucho más tiempo de partido que el suizo. Sin mencionar que nunca había podido ganarle al helvético en sus 16 cruces.

A pesar de tener varios matices del juego en contra, el español comenzó el encuentro jugando un tenis muy bueno. Rápido de piernas, una gran devolución que lo caracterizó durante toda su carrera e impactando la bola bien arriba, antes de su caída. Esto provocaba que Federer tenía menos tiempo de resolución en cada impacto y, en consecuencia, lo llevaba al suizo a acumular errores no forzados, más por el lado del revés. Luego de quebrar en dos oportunidades y que Roger lo haga una sola vez, Ferrer cerró un gran primer parcial por 6-4 y cortó la racha de 31 sets consecutivos con victoria del suizo.

En el segundo set, Federer comenzó a asentarse en la cancha y con ayuda de su servicio, más algunos errores de su rival, empezó a tener más timing en sus ejecuciones. Característica que lo llevó a arrancar el parcial con un quiebre y volver a romper el servicio de Ferrer en el quinto game. A partir de allí, el suizo fue más constante mientras que el español fue perdiendo fuerza de piernas y por lo tanto la velocidad de impacto que lo había potenciado en el primer acto. Federer acentúo sus puntos favorables en su juego y terminó cerrando el encuentro con un 6-2 en el set decisivo.

En los cuartos de final de la Rogers Cup, Roger Federer deberá cruzarse con Bautista Agut, que viene de derrotar a Gael Monfils 4-6, 7-6(5) y 7-6(2). El suizo domina en el historial por 6-0. Su último enfrentamiento fue en el Masters1000 de Miami, con victoria del helvético, quien luego alzaría el trofeo.

Foto: Publimetro