La británica se impuso a Caroline Wozniacki 6-4 6-3 y se consagró campeona en el Masters 1000 de Miami.

Con la ausencia de Serena Williams y la eliminación de Angelique Kerber, la número uno del mundo, en cuartos de final, el título en el Miami Open quedó en manos de Johanna Konta. La tenista de 25 años está en un nivel ascendente y lo confirmó en esta semana logrando el trofeo más importante de su carrera.

En una hora y media de juego, Konta derrotó a Caroline Wozniacki en sets corridos gracias a su juego agresivo en todo momento, que la tuvo como principal protagonista. conectó muchos tiros ganadores más que su rival. En el primer set la diferencio estuvo en la efectividad de la británica, ya que de las tres oportunidades de quiebre que tuvo aprovechó todas. La danesa, por su parte, rompió el servicio de su rival en dos de las siete chances que dispuso.

La segunda manga mantuvo la misma sintonía y Konta confirmó su superioridad: logró tres quiebres, mientras que Wozniacki sólo uno. Además, ganó el 79 por ciento de puntos ganados con su servicio frente a sólo 59 por ciento de su rival.

Desde el próximo lunes, Johanna Konta ascenderá al séptimo lugar del ranking WTA, la mejor ubicación de su carrera.