La extenista china Li Na, ganadora de dos títulos de Grand Slam, tomó la decisión de ingresar en el mundo de los negocios.

Voy a tratar de reinventarme como una mujer de negocios. Después de retirarse del campo de juego, cada atleta se enfrenta a nuevos desafíos y tiene que adaptarse a las nuevas realidades de la vida. ¿Por qué no probar cosas nuevas“, manifestó.

La campeona de Roland Garros 2011 y el Abierto de Australia 2014 se retiró en septiembre del año pasado y dio a luz a su hija en mayo de 2015. “Mi esposo y yo tratamos de cuidar de ella personalmente, aunque sea un nuevo y exigente reto”.

Además, la exjugadora de 33 años, comenzó a estudiar en la Universidad de Ciencia y Tecnología de Huazhong, donde se recibió de periodista. Me encantaría enseñar a los niños como entrenadora de alto rendimiento, pero no voy a ser un entrenadora a tiempo completo como la necesitaría un jugador para llegar a ser profesional. Antes que todo, voy a dedicarme a mi familia“, dejando en claro su deseo de seguir ligada al mundo del tenis.