Un libro atrapante sobre una de las semifinales del Us Open 1968 que tuvo como protagonistas a Arthur Ashe y Clark Graebner.

Verano de 1968 en Estados Unidos (Invierno del hemisferio sur): “Mientras los conflictos raciales y la lucha por los derechos civiles agitan la vida en EE.UU. se disputa una de las semifinales del primer US Open de la historia. De un lado Arthur Ashe; demócrata, afroamericano de clase trabajadora. Su tenis es arriesgado e imprevisible. Del otro; Clark Graebner, blanco, republicano y de clase alta. Su estilo es constante y seguro”. Éste es el contexto en el que se sitúa el libro “Los niveles del juego“, realizado en 1969 por John Mcphee, periodista ganador del premio Pulitzer de 1999 en non-fiction, pero que la editorial Dioptrías re-editó este año.losnivelesdeljuego

Mcphee relata el partido 360 grados, y lo hace antes de que existiera la realidad virtual. Contó un partido de tenis de todos sus ángulos, pero lo más importante es que lo hace con palabras”, explicó el periodista de El País Pedro Zuazua.

La era amateur del deporte finalizó y comenzaba la del profesionalismo. Además, el racismo estaba a flor de piel, era incluso peor que ahora -la semana pasada un hombre entró a una iglesia y asesinó 9 personas en Carolina del Sur-. Martin Luther King, líder del Movimiento por los derechos de los afroamericanos, fue asesinado el 4 de abril de ese mismo año. No era un partido más, era un partido que dividía un país entre blancos y negros.

La contratapa finaliza: “Uno se convertirá en leyenda del deporte, el otro será olvidado. En la cumbre de sus carreras lo único que marcará la diferencia es el carácter de su juego: el estilo refleja al hombre, la pista es la vida y el terreno de juego de la historia”.