En la semana en la que regresó la competición al mundo del tenis el ATP 250 de Chennai representa la cenicienta del retorno competitivo. No obstante, el torneo que se disputa al sur de la India también cuenta con sus atractivos.

El principal es el del suizo Stan Wawrinka. El número cuatro del mundo y vigente defensor del título debutó en la jornada del miércoles. Lo hizo ante el joven Rublev. Una presa que no opuso demasiada resistencia. Sólido al saque (82% de puntos ganados con el primer servicio y 81% con el segundo) Wawrinka resolvió el partido por un cómodo 6-3 y 6-2.

Su rival en cuartos de final será Guillermo García-López. Un viejo conocido que sabe lo que es derrotar a Stan (lo hizo en la primera ronda de Roland Garros 2014). En la jornada del miércoles venció al croata Ante Pavic por 7-6(5) y 6-1, en un partido donde el español fue capaz de salvar hasta 9 ocasiones de break en contra.

Otro español, Roberto Bautista, también ganó. En el último partido del día se impuso al australiano Millnan por 6-4 y 6-1. Su rival será el joven Borna Coric. El croata es otra de las atracciones de Chennai. Ante Krajicek tiró de galones para ganar por 6-2 y 7-5. Ahora, Bautista y Coric lucharán por un puesto en las semifinales. Una plaza importante teniendo en cuenta que por la parte baja del cuadro solo el británico Aljaz Bedene parece una amenaza seria.

La jornada del jueves deparará tres partidos inéditos y un duelo estrella. Ramathan-Kudryavtsev/ Thoma Fabbiano-Gilles Muller y Bedene-Vanni serán los tres encuentros que se producirán por primera vez. Antes, el francés Benoit Paire y el checo Lukas Rosol abrirán la jornada con el plato más atractivo.