El británico sorprendió con estas declaraciones reveladoras aunque no mencionó el nombre de la mujer ni del lugar. 

A los tenistas también les suceden hechos insólitos. Andy Murray, vigente campeón de Wimbledon y medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Río 2016, reveló en una entrevista para la International Premier Tennis League que una empleada ingresó a su hotel mientras en la puerta había un cartel que decía “no molestar”.

Esta confesión llegó luego de la pregunta de cuál había sido la reacción más ‘loca’ de sus seguidores. Murray admitió que esta mujer lo siguió tanto en Barcelona como en Rotterdam .

Tenía colocado el cartel de ‘no molestar’, pero ella entró a las siete de la mañana mientras yo dormía y me empezó a acariciar el brazo“, señaló el escocés.

Foto destacada: @Tvnnoticias