El escocés superó con comodidad a Marcel Granollers 6-4 6-1 6-4 y ya está en tercera ronda del US Open.

Los problemas físicos que arrastra Novak Djokovic y su propia  regularidad durante los últimos meses lo vuelven a Andy Murray en tal vez el máximo favorito a ganar el cuarto y último Grand Slam de la temporada. Hoy volvió a consolidarse como gran candidato tras derrotar al español en sets corridos.

En una jornada anormal por la lluvia que azotó Nueva York, el número dos del mundo debió jugar su partido bajo techo en el Arthur Ashe. Poco le importó y con un 6-4 6-1 6-4 eliminó a Marcel Granollers, que llegaba a esta instancia luego de vencer al argentino Juan Mónaco.

De principio a fin, el británico fue el dueño del partido. Tomó ventaja de 3-0 en el primer set y lo mantuvo hasta el desenlace. En el segundo parcial no le ofreció chances al español, mientras que en el tercero logró el break necesario en el noveno game.

Murray chocará en la próxima rueda con el ganador del duelo entre Gilles Simón y Paolo Lorenzi.