Leonardo Mayer venció a Michal Przysiezny por 6-7, 7-6, 6-2 y 6-3 y le dio a la Argentina el cuarto punto necesario para quedarse con la serie por 4-1. 

Desde el 2002 Argentina juega consecutivamente el Grupo Mundial de la Copa Davis. Mayer por su parte, tiene once partidos ganados consecutivamente en esta competición contando singles y dobles, alcanzando de esta manera la marca histórica de David Nalbandian.

mayer a cuartos

Mayer festeja un punto ganado

En el partido frente a Przysiezny el “Yacaré” se encargó de mantener los dos récords intactos. Pese a haber tenido un mal comienzo, tras perder el primer set en el tie breack, doblegó el juego del polaco y consiguió la victoria.

 

Noventa minutos fue lo que duró la paridad en el juego. Ambos jugadores mantuvieron sus saques durante los dos primeros sets por lo cual el primer y segundo capítulos se definieron en el tie breack.

Ya en el tercer set Mayer quebró – literalmente – al polaco cuando le ganó el saque por primera vez en el partido. De esta manera se puso dos a cero arriba ni bien arrancaba el parcial.

Desde ese momento el juego de Przysiezny descendió notablemente y su saque dejó de ser imbatible perdiendo la comodidad en el juego.

El publico argentino presente el Ergo Arena

El publico argentino presente el Ergo Arena

En el tercer y cuarto set fuimos espectadores de un partido totalmente distinto al que se venía jugando porque en tres oportunidades el tenista argentino quebró a su rival. Fue en ese momento cuando la diferencia en el ranking entre ambos fue evidente en la cancha. A un jugador al cual ganarle el saque parecía imposible, Mayer lo sacó del Ergo Arena.

El equipo argentino viajará a Italia para jugar los cuartos de final frente a un conjunto europeo que viene de eliminar a los suizos que no tuvieron a sus figuras principales en cancha.

La última vez que Argentina se enfrentó a los italianos fue durante la primera ronda del certamen en el 2014, cuando fue derrotada por 3 a 1 en Buenos Aires y tuvo que jugar el repechaje.