El tenista serbio Novak Djokovic fue nombrado el miércoles como Embajador de Buena Voluntad de Unicef, fue para premiar la labor humanitaria que hizo desde su fundación, ya que tenía ese legado pero desde su país, ahora el reconocimiento será mundial. “Me siento honrado de seguir ayudando y de respetar los derechos de los niños, proporcionar acceso a la atención y desarrollo en la infancia de niños y niñas”, expresó el número uno del planeta.

novak1“Es un héroe en las canchas, es un héroe para los chicos, especialmente en Serbia”, valoró la directora adjunta de la ONG, Yoka Brandt. La fundación Novak Djokovic se creó en 2007 con el propósito de mejorar la educación temprana para los menores, dar apoyo a los huérfanos de guerra y brindar ayuda en la atención médica.

El ganador de nueve Grand Slams ingresó a Unicef en 2011 como embajador en su nación. A su lado, también estaba el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, quien expresó: “La educación es uno de los fines más profundos para poner fin a la pobreza extrema”.

Nacido en Belgrado en 1987, fue testigo de la Guerra de los Balcanes, que duró desde 1991 a 1999, en la que se disolvió la República de Yugoslavia.