Martín Vassallo Argüello llegó a ser 47° ATP en calidad de Singles, y alcanzó los Octavos de Final en Roland Garros 2006. En el año 2009 jugó una serie de Copa Davis, representando a Argentina, ganando sus dos partidos. Se retiró en 2011. 

Entrevista

  • – ¿Cómo ves el futuro del tenis nacional? ¿Crees que hay recambio a futuro?

+ Creo que estamos viviendo un buen momento, a nivel general son pocos los países que pueden lograr tener la cantidad de jugadores que tiene Argentina en el Top100, y otra buena cantidad entre el 100° y el 200°. Claramente en masculinos seguimos dentro de los mejores del mundo, y muy respetados. Hay una cuenta pendiente con el tenis femenino, todavía falta mucho por hacer, estamos lejos de los resultados que deberíamos tener, debido a la tradición por este deporte que hay en Argentina. En cuanto al recambio, hay jugadores juveniles que les está yendo muy bien a nivel internacional, de trabajar bien, con seriedad y proyectando a largo plazo los trabajos que se hagan, seguramente se irán insertando, como la camada 90. Ojalá se siga trabajando para que sigamos siempre contando con una buena Copa Davis, y para mejorar el rendimiento en la Fed Cup.

  • – ¿Qué dificultades representa ser tenista profesional?

+ No sé si plantearlo como dificultades, creo que en cada profesión que uno elige tiene algunas cosas positivas y negativas. Siempre la pasión y lo que te gusta hacen que las cosas positivas sean mucho más gratificantes, en ese sentido, obviamente, la vida social de una persona que se dedica Full Time al tenis es distinta de alguien que tiene otro tipo de compromiso, se nota mucho en la etapa de juveniles, donde uno está estudiando, tiene las obligaciones que tiene cualquier adolescente, y aparte la de una actividad llevada con seriedad. Ahí es donde más se nota que la vida social queda relegada, que uno se queda sin viaje de egresados, que el fin de semana dedicarlo a jugar o a descansar en vez de salir con amigos, cuidarse con las comidas. Esos esfuerzos son importantes. El ser de Sudamérica, teniendo en cuenta que este deporte está hecho para Estados Unidos y Europa, genera dificultades con el acompañamiento. El tenista argentino es respetado por eso, por sobreponerse a la adversidad. Mas que dificultades, son pruebas que demuestran realmente que tanto uno ama lo que hace.

  • – ¿Qué consejos les darías a los jóvenes aspirantes a ser profesionales?

+ Me cuesta dar consejos, lo que sí, creo que algunas cuestiones de los que se dedican al profesionalismo estén a plena disposición, tiene que ver con el respeto por lo que uno hace. Ir a fondo, dedicarse plenamente, hacerlo con responsabilidad, con seriedad, más allá de los resultados que surjan.

  • – ¿Qué te llevó a ser entrenador?

+ Una vez que terminé mi carrera como jugador de tenis, sabía que quería seguir ligado al deporte, y que hay varios lugares en los que podía aporta, uno de ellos: el ser entrenador. De a poco estoy empezando a hacer aportes a la AAT (Asociación Argentina de Tenis). Me apasiona mucho seguir informándome, haciendo cursos, profesorados.

  • – ¿Por qué crees que la Copa Davis se consiguió sin ningún Top 10?

+ Si bien, en los números, Juan Martin del Potro no estaba entre los 10 del mundo, el nivel de tenis si lo era, de hecho, la jugó como si fuera número 1° o 2°. Claramente sin ese nivel de Juan Martin hubiera sido imposible ganar la ensaladera. Por supuesto hubo un excelente acompañamiento de los demás integrantes del equipo en ese año.

  • – ¿Te quedó algo pendiente en tu carrera?

+ Absolutamente nada, la vida deportiva la viví con la filosofía de superarme a mí mismo cada día más. Los resultados que venían siempre eran bienvenidos, alentadores, me llenaban de alegría. Nada de lo que me pasó en mi carrera lo esperaba o lo planee, siento que he tenido muchos premios, merecidos por el esfuerzo. Pero no jugué al tenis pensando en estar 47° o en jugar la Copa Davis, sino en poder disfrutar día a día.

 Imagen destacada: La Gaceta

 

Periodista: Chade, Lautaro @lautarochade