La N°1 del mundo, Serena Williams, venció por 6-4, 6-4 a la rusa Anastasia Pavlyuchenkova (21°) en los cuartos de final y alcanzó una nueva semifinal en la Catedral del Tenis.

Tan solo una hora y 14 minutos le bastaron a defensora del título en Wimbledon para seguir avanzando de ronda e imponerse ante una rival que poco pudo hacer. Con 34 años y 21 Grand Slam en su haber, la sed de gloria de la menor de las Williams sigue intacta. Quiere continuar rompiendo récord y soñar una Final con su hermana Venus, ya que también accedió a las Semifinales, y así revivir el encuentro de 2009.

El desarrollo de los sets fue muy similar. En el primer parcial ya se notaba la agresividad de la estadounidense, sobre todo con su primer servicio. Pero Pavlyuchenkova demostraba buenos puntos ganados, en especial con su drive. Ambas mantenían su servicio, pero en el game decisivo, estando 4-4, la balanza se ponía a favor de Williams.

De esta manera, y sumando nuevos aces en el marcador, la oriunda de Michigan cerraba el primer set con 6-4. La rusa ahora se vería obligada a imponer todo su potencial para un futuro tercer set, sino el sueño de avanzar de ronda se iba a terminar.

Para el inicio del segundo set la N°21 del mundo no cedía game e intentaba quebrar el servicio de su rival. Estando 2-1 a favor de Pavlyuchenkova, la americana tenía una serie de doble faltas y el juego parecía ser para la rusa. Pero como un Ave Fénix, que se reinventa constantemente, los aces y voleas salvaban el posible break.

Al igual que en el primer parcial, estando 4-4, Williams volvía a quebrar e iba a sacar para partido. Y así fue. Nada frenaba el servicio de la seis veces campeona de Londres que cerró el segundo set por 6-4 y ganó el 90% de los puntos con su primer saque.

Sin duda, para nada estuvo “serena” ya que no cedió quiebre ni set alguno. Alcanzó la victoria 302 en Grand Slam y la n°84 en Wimbledon.

Serena Williams se enfrentará en semifinales, próximo jueves, a Elena Vesnina que superó a Dominika Cibulkova por 6-2, 6-2.

Foto: Wimbledon