El presidente del torneo considera no darle un Wild Card a la rusa para participar luego de su doping del año pasado.

Bernard Giudicelli, nuevo presidente de la Federación Francesa de Tenis, despertó la polémica luego de sus declaraciones: “No podemos invertir un millón y medio de euros en la lucha contra el dopaje y luego invitar a una jugadora sancionada por el consumo de un producto prohibido”.

Es que el segundo Grand Slam del año estaría evaluando la posibilidad de no cederle una invitación a Maria Sharapova, campeona en 2012 y 2014, ya que se no consideran ir en contra de su política antidopaje adoptada.

Esta medida parece ser apoyada por Andy Murray, según sus palabras. El escocés había manifestado hace algunos días su posición con respecto a una posible invitación de Wimbledon a Sharapova: “Uno debe ganarse su vuelta a las pistas. Los torneos hacen lo mejor que creen para sus intereses. Si piensan que trayendo grandes nombres consiguen llenar más asientos, lo harán”.

De esta manera, Roland Garros tomaría una decisión distinta a la que adoptaron los Masters 1000 de Roma y Madrid y el ATP de Sttutgart, quienes sí piensan en darle un Wild Card a ‘Masha’.

Foto destacada: Gaceta Mexicana