Rafael Nadal, reciente campeón del ATP 500 de Barcelona, habló sobre su buen presente y se refirió a Roland Garros, una de sus principales ilusiones.

Es la superficie que más le gusta y la que mejor le sienta. Rafael Nadal está demostrando una vez más por qué es el mejor jugador en la historia del polvo de ladrillo, donde ya logró los dos títulos que disputó en esta temporada: primero en el Masters 1000 de Montecarlo y ahora en el ATP de Barcelona, cediendo sólo un set entre ambos torneos.

Sobre su confianza y su momento, ‘la Fiera’ opinó: “¿Si he vuelto? No me fui a la China ni a ningún lado. Estuve aquí, simplemente las cosas no me salían muy bien. Ni volví ni me fui“.

Tras dos semanas muy positivas, ahora trabajo para llegar en la mejores condiciones a esas competiciones. Me encuentro bien y mi objetivo es intentar que mi nivel de juego y competitividad sigan siendo altos“, agregó Nadal que la próxima semana disputará el Masters 1000 de Madrid y luego el de Roma.

Sin embargo, tras esos dos certámenes asoma Roland Garros, el segundo Grand Slam de la temporada. El español ya sabe lo que es ganar este torneo -levantó la corona en nueve oportunidades- aunque no se desespera por volver a conseguirlo: “Me encantaría luchar por esa posibilidad y cualquier cosa puede pasar; no obstante, con haber ganado en Monte Carlo y Barcelona ya es más que suficiente para mí”.