El suizo Roger Federer jugará su final 29 de Grand Slam y la undécima en Wimbledon, donde buscará su octavo trofeo.

La Catedral del Tenis será testigo una vez más de la gran final de Wimbledon con la presencia de Roger Federer. ‘Su Majestad’, que venció en semifinales a Tomas Berdych por 7-6 7-6 6-4, intentará sumar otro título en el tercer Grand Slam de la temporada.

Me siento un privilegiado por poder disputar otra final. Casi no puedo creer que sea realidad otra vez“, expresó el suizo en conferencia de prensa luego de su victoria ante el checo.

Federer enfrentará a Marin Cilic este domingo a las 2 PM hora local (10 AM hora Argentina), un rival al que conoce bastante: “Espero que no juegue tan bien como lo viene haciendo. Voy a intentar descansar y jugar lo mejor posible“.

El historial entre estos dos jugadores favorece claramente al nacido en Basilea, quien derrotó al croata en seis de los siete antecedentes previos.

La semifinal de Wimbledon 2016 ante Milos Raonic significó el último partido de Federer en aquella temporada. Hoy, la realidad es otra, y según sus palabras es gracias al parate que realizó en ese momento: “Me vino bien porque mi vida es más que el tenis, quiero ser también un buen padre y un buen marido y es bueno a veces tomarse un tiempo”

Es genial tener ese récord, pero eso no me garantiza el título. Por eso estoy aquí, estoy muy cerca y lo que tengo que hacer es seguir centrado. Y siempre digo que me gusta seguir poniéndome nervioso porque quiere decir que me importa“, sentenció Federer, que se convirtió en el jugador con más triunfos en Wimbledon y estiró la diferencia sobre Sampras en finales en Wimbledon con 11 por sobre siete.

Foto destacada: Diario AS