Mañana se jugará la última final del año en canchas lentas.

El ATP 250 de Kitzbühel ya tiene a sus dos finalistas: el alemán Phillipe Kohlschreiber y el portugués Joao Souza. Ambos definirán la competición mañana y le darán fin al polvo de ladrillo en este 2017.

El certamen austríaco es el último del año que se juega sobre esta superficie y terminará un sábado, a diferencia de los torneos de la gira de cemento norteamericana.

Kohlschreiber accedió a la última ronda tras derrotar en la semifinal al segundo preclasificado, Fabio Fognini, por 7-5 6-3. El italiano venía de ser campeón en Gstaad y atravesaba un momento de gran tenis.

En tanto Souza venció al local Sebastian Ofner, una de las revelaciones de Wimbledon y también de este certamen, por 7-6 7-6. El austríaco había eliminado al argentino Renzo Olivo y al primer preclasificado, Pablo Cuevas.