La norteamericana y la alemana protagonizarán la final de Wimbledon, tal como ocurrió este año en el Abierto de Australia.

Aquel triunfo de Angelique Kerber ante Serena Williams en un colmado Rod Laver Arena será muy difícil de olvidar, ya que significó el primer Major en su carrera. Sin embargo, seis meses después la número uno del mundo tendrá revancha nada más ni nada menos que en Wimbledon.

Tras las dos finales perdidas consecutivas en Australia y en Roland Garros este año, la estadounidense, que aplastó a Elena Vesnina 6-2 6-0, buscará romper el maleficio y alcanzar finalmente a Steffi Graf, dueña del récord de más titulos de Grand Slam ganados con 22.

Justamente una de las tenistas que le prohibió lograr el récord fue Kerber, que otra vez intentará arruinarle la fiesta a la jugadora de 34 años. La teutona se cargó a Venus Williams 6-4 6-4.

Será el octavo enfrentamiento entre Serena y Kerber, con un historial claramente superior para la actual número uno del mundo que ganó cinco duelos contra dos.