El británico Andy Murray le ganó al francés Lucas Pouille por 6-1 y 6-3 en los octavos de final del Masters 1000 de Shanghai.

A las siete de la mañana en nuestro país, el número dos del mundo se enfrentó al 13° cabeza de serie del torneo. Sólo bastaron 77 minutos para que el encuentro tenga un ganador. Y fue, por amplia ventaja, el escocés quien se llevó el partido en dos sets.

Murray venía de ganarle al estadounidense Steve Johnson en la segunda ronda por 6-3 y 6-2. Por el otro lado, Pouille había superado al español Nicolás Almagro por 6-4 y 7-6 (10).

En el primer set, Andy no le dio chances a Pouille. Ganó el 91% de puntos jugados con el primer saque, ante un 53% de su oponente. Aunque la clave estuvo en que el británico consiguió dos breaks points (tuvo cinco puntos de quiebre) y mantuvo su servicio durante todo el set que finalizó 6-1 a favor de Murray.

El nacido en Francia aumentó la marca de puntos ganados con el primer saque en el segundo set, ya que fue del 74%, pero el número dos del mundo alcanzó el 100% de efectividad. Nuevamente el británico no perdonó a la hora de tener breaks points a favor y ganó dos de cuatro. Andy no dio tregua alguna con su saque y nunca estuvo en peligro de ser quebrado. Finalmente se llevó el set y el partido con un 6-3.

En la próxima ronda, Murray se enfrentará al belga David Goffin, quien viene de ganarle a Gael Monfils y en primera ronda derrotó a Juan Martín Del Potro en tres sets.

El camino del escocés para cosechar su segundo Masters 1000 en la temporada sigue en pie, como también la ambición de poder ser número uno del mundo y destronar a Novak Djokovic.

Imagen destacada: Mundo deportivo