La rusa deberá esperar hasta mediados del mes próximo para saber si será invitada a participar del Grand Slam francés, que someterá la decisión a votación. 

La Federación Francesa de Tenis (FFT) comunicó que el próximo 15 de mayo tomará la decisión de otorgarle o no una Wild Card para competir en Roland Garros a María Sharapova, quien en estos días volverá al tenis profesional luego de superar una suspensión por el consumo indebido de Meldonium.

Bernard Giudicelli, presidente de la FFT, fue la primera voz oficial en hablar respecto al tema. “La FFT votará el 15 de mayo sobre este punto”, confirmó. En marzo, un mes después de haber sido elegido como máxima autoridad del tenis de su país, Giudicelli se había mostrado cauto en relación a la presencia de la rusa en el certamen: “Es complicado. Nosotros preferimos la vuelta de Sharapova cuando esté completamente rehabilitada. La integridad es uno de nuestros compromisos fuertes, no podemos decidir por un lado que queremos incrementar nuestros ingresos y dedicarnos por el otro a la lucha contra el dopaje”.

El segundo Grand Slam del año, que la tenista rusa supo conquistar en dos ocasiones, se disputará desde el 28 de mayo hasta el 11 de junio, y no contará con la presencia de Serena Williams, quien acaba de comunicar que está esperando su primer hijo.

Por lo pronto, María volverá a las canchas esta semana, cuando en el Abierto de Stturgart enfrente a la italiana Roberta Vinci.