Delbonis no pudo con Darcis en el quinto punto y Argentina volvió a quedar eliminada del prestigioso torneo por equipos. Bélgica jugará la final ante Reino Unido.

Steve-Darcis-quinto-Argentina-EFE_CLAIMA20150920_0130_28

El tenista argentino Federico Delbonis (n°65) perdió con Steve Darcis (n°64) en el quinto punto de la semifinal de la Copa Davis y, de esa manera, el equipo capitaneado por Daniel Orsanic quedó eliminado del certamen y Bélgica accedió a la disputa directa por la Ensaladera de Plata contra Gran Bretaña, con Andy Murray (n°3) como bandera.

Luego de la derrota de Diego Schwartzman (n°68) ante David Goffin (n°15), el singlista nacido en Azul y la segunda raqueta belga debían disputarse mano a mano el pase a la final. En el primer set, la mayoría de los puntos fueron cortos debido a la eficacia de ambos jugadores con su saque. Si bien a Delbo no le costaba imponerse en sus turnos de servicio a causa de su variedad de potentes saques, en el único game que no sirvió bien, lo pagó muy caro y lo perdió. En cambio, Darcis no necesitaba saques extraordinarios para no sufrir, porque enfrente tenía a un rival muy impreciso en la devolución.

En el segundo parcial, el argentino le encontró la vuelta a los servicios de su rival, los peloteos eran cada vez más extensos y Delbonis tomaba la iniciativa al meterse en la cancha y obligar al belga a largos traslados. Le quebró en dos ocasiones y se llevó la manga por 6-2. Darcis reaccionó en el tercer capítulo y prevaleció una paridad que se mantuvo hasta el 5-5, momento en el que el tenista local no perdió ningún punto hasta el final del set, que se llevó por 7-5.

El envión anímico de un dueño de casa inspirado continuó en el último parcial. Tomó un quiebre de ventaja temprano, lo perdió y lo tomó de nuevo hasta sacar para el partido, para la final de la Davis. Pero Delbonis no se rindió y volvió a jugar como lo había hecho en el segundo set: emparejó las acciones y forzó el tiebreak. Pero Darcis, apoyado por su público, no perdonó otra vez y se llevó el desempate por 7-3. Argentina estuvo a punto de una quinta final de Copa Davis. Pero la Ensaladera sigue siendo esquiva.