El interminable Tommy Haas confirmó que 2017 será su último año en el circuito, luego de 21 temporadas.

Una carrera estupenda. Fue número dos del mundo y alcanzó semifinales de Grand Slam tanto en el Abierto de Australia (en tres oportunidades) y en Wimbledon. Finalmente, a sus 39 años, Tommy Haas confirmó que colgará la raqueta en los próximos meses.

Tanto el Abierto de los Estados Unidos como el ATP 500 de Viena son los dos torneos que baraja el tenista alemán para despedirse definitivamente del tenis. La última alegría llegó luego de conocer que recibió un Wild Card para disputar el cuadro principal de Wimbledon, tercer Major de la temporada.

Durante su carrera, Tommy Haas conquistó 15 títulos y la semana pasada, en el torneo de Stuttgart, se dio el lujo de eliminar nada más ni nada menos que a Roger Federer, propinándole su segunda derrota en el 2017.

Este será mi último año como tenista. Físicamente, no estoy a mi mejor nivel. Estoy mirando hacia adelante para ver qué torneos me pueden hacer feliz poder disputarlos por última vez“, confesó Tommy Haas, quien cayó en primera ronda de Halle con el australiano Bernard Tomic.

Sobre los posibles certámenes que disputará en el futuro, el teutón aseguró: “Quiero jugar Bastad, Hamburgo, Kitzbuhel y Wimbledon. Si el cuerpo me lo permite, me gustaría jugar por última vez el US Open y el torneo de Viena. Tras esto pondría fin a mi era como tenista”.

Foto destacada: Punto de Break