El circuito ATP masculino volvió a sumar dos nuevos ganadores luego de las semifinales de Copa Davis y la final del Us Open:  Milos Raonic y Jo-Wilfried Tsonga levantaron el trofeo de San Petersburgo y Metz, respectivamente.

tsonga y raonic

El canadiense llegó a Rusia siendo el segundo preclasificado y con la buena noticia de que su competidor más complicado Tomas Berdych, primer preclasificado, quedó fuera del torneo rápidamente.

Tardó dos horas y siete minutos para vencer en tres sets a Joao Sousa por 6-3, 3-6 y 6-3  y así cortar con 14 meses sin ganar torneos ATP. Además llegó a su séptimo galardón. Sus armas más fuertes fueron su saque, medio por donde consiguió 22 aces, y su fortaleza mental, ya que levantó 9 de los 10 break points a los que lo sometió Simón.

Con los 250 puntos que sumó, se ubicó en el puesto 12 del Race to London, ranking que clasifica a los ocho mejores al Torneo de Maestros.


 

Por su parte, el francés consiguió alzar el trofeo como local por tercera vez. Su rival fue su compatriota Gilles Simón, y de esta manera se vengó de la final de hace dos ediciones donde la suerte había estado del lado del nizardo.

El comienzo del encuentro no fue sencillo, ya que el primer set se definió con un ajustado Tie Break que terminó 7-6 (5). Luego, en la segunda manga, Simón logró despachar velozmente al ex campeón olímpico y así forzar un tercer parcial en el que Tsonga pudo recuperarse y llevarse el partido con un contundente 6-2.

Con esta victoria, sumó su título 12 en el circuito ATP.

Ahora el protagonista será Asia, quien albergara durante las próximas semanas el circuito tenístico:  Kuala Lumpur, Malasia y Shenzhen, China, ambos torneos de 250.