El argentino revirtió el encuentro ante Grigor Dimitrov 6-7 7-6 6-0 y alcanzó el primer título ATP de su carrera. 

El 1 de mayo representa el día del trabajador en Argentina. Y qué mejor para celebrar este día que un título de alguien que luchó desde joven, trabajó durante varios años y que un mes atrás aseguró haber “tocado fondo” tras perder 6-0 6-0 ante Marcos Baghdatis en la primera ronda del ATP de Houston. Hoy todo cambió y Diego Schwartzman sorprendió y se coronó en Estambul frente a Grigor Dimitrov.

Fue un partido con muchas idas y vueltas, roturas de saque por todos lados. El búlgaro prevaleció en el Tie Break de un primer set que contó con ocho quiebres, un síntoma de que ambos no se sentían cómodos con sus respectivos servicios. Parecía que Schwartzman ya había mostrado todo su repertorio en ese parcial perdido, a tal punto que Dimitrov se colocó 5-2 en la segunda manga. Y allí cambió.

El ‘Peque’ hilvanó cuatro games consecutivos y tomó ventaja de 6-5. A pesar de que el argentino tuvo chances de quebrar, Dimitrov logró sostener su saque y llevó el duelo a un nuevo Tie Break, Allí Schwartzman demostró su hambre de ganar y se lo llevó jugando un buen tenis. Todo se definía en un tercer set y decisivo.

Dimitrov se fue completamente de partido. Su rostro y sus movimientos dentro de la cancha lo demostraban. Schwartzman no dudó en aprovechar y con un monólogo (6-0) lo sentenció y desató en un gran festejo: el primer título ATP de su carrera y el tercero para el tenis argentino en lo que va de 2016. Los anteriores: Federico Delbonis en Marrakech y Juan Mónaco en Houston.