Del Potro: una década de la hazaña

Tras una final memorable, Juan Martín Del Potro se consagraba por primera vez campeón del US Open en el año 2009.

Temáticas de la nota:

, ,
Campeón.

Del Potro coronándose por primera vez en el Abierto de Estados Unidos. Fuente: Archivo.

Escrito por:


Muchos pueden recordar a Guillermo Villas, aquel primer argentino que logró ganar el Abierto de los Estados Unidos, allá por 1977. Trece años después la hazaña estaba en manos de la gran Gabriela Sabatini, que se coronaba campeona tras derrotar a la alemana Steffi Graf. Nadie sabía que diecinueve años después la historia del tenis argentino estaría mas viva que nunca, de la mano de un joven de 20 años llamado Juan Martín.


El argentino, venía arrastrando dolores físicos y había decidido no presentarse al Masters de Cincinnati, uno de los torneos previos. El objetivo era cuidarse para llegar lo mejor posible al US Open que se disputaba en septiembre, su certamen favorito. El camino hasta una hipotética final iba a ser largo y dificultoso, pero no era momento de darse por vencido.

El camino hacia la gloria


En primera ronda Del Potro tuvo que enfrentarse a su compatriota, Juan ¨Pico¨Mónaco, y tras dos horas de juego se llevó el partido ganando en sets corridos por 6-3, 6-3 y 6-1. Luego fue el turno de enfrentarse al austríaco Jürgen Melzer. La victoria también se dio en sets corridos: 7-6, 6-3, 6-3.
En la tercera ronda, el rival fue Daniel Köllerer, el tan controvertido austríaco recordado por sus actitudes en la cancha. En este caso el argentino perdió en el segundo set pero logró recuperarse y cerrar el partido, el resultado fue 6-1, 3-6, 6-3, 6-3. Del Potro accedía a los octavos de final del US Open donde se iba a encontrar al español, Juan Carlos Ferrero. Una victoria más en sets seguidos: 6-3, 6-3, 6-3. Teníamos un argentino en los cuartos de final, el sueño estaba más vivo que nunca.


Ahora iba a ser el turno de Marin Čilić, el croata quien venía de vencer a Andy Murray en los octavos de final. El primer set fue para Cilic pero nada desconcentró a Del Potro de la meta, logró imponerse tras un 4-6, 6-3, 6-2, 6-1. El argentino estaba entre los cuatro mejores del torneo, la ilusión estaba intacta.

Semifinal contra Nadal. Fuente: Archivo.
Semifinal contra Nadal. Fuente: Archivo.


La semifinal iba a ser dura, del otro lado estaba Rafael Nadal, el español que se encontraba en el puesto número 2 del ranking ATP. Sin embargo, la actuación de Del Potro fue brillante y tras vencer 6-2, 6-2, 6-2 se convertiría en finalista del US Open. La historia estaba en sus manos, el sueño estaba a la vuelta de la esquina.

Fuente: Archivo.
Fuente: Archivo.


Ahora el desafío era aún más grande: ganarle a Roger Federer, el suizo que en ese entonces se encontraba en el puesto número 1 y tenía intenciones de obtener su sexto Grand Slam consecutivo. Los nervios estaban presentes en Juan Martín y eso se manifestó en el primer parcial: 3-6. El segundo set se definió en tie break y Juan Martín lo ganaba 7-5. El resultado del tercer set fue 4-6: el argentino había cometido una doble falta y esto le dio el triunfo del parcial al suizo. Los nervios estaban a flor de piel. El cuarto set se definía nuevamente en tie break y, con contundencia, lo ganaba Juan Martín 7-4. El partido estaba igualado, había hambre de gloria y ninguno se iba a rendir. Llegaba el quinto set: la hora de la verdad, la espera se terminaba.

Con un buen arranque, el argentino quebraba el primer servicio de Federer y de esta manera conseguía una leve ventaja. Minutos después, el set estaba 5-2 y era el servicio del suizo. Tras un peleado 40-40 el partido terminaba: después de cuatro horas y seis minutos Del Potro se coronoba campeón del US Open tras un 6-2 inolvidable. Contra todo pronóstico, ahí estaba el argentino que no podía contener sus lágrimas y se desplomaba sobre la superficie, la emoción traspasaba la pantalla, la alegría era enorme. El emblemático estadio Arthur Ashe vibraba a la par de un público que no dejaba de aplaudir y permanecía de pie.

Premiación y regreso a Tandil


Al momento de la premiación, Del Potro felicitó y agradeció a su colega Roger Federer, luego habló en español y dijo, entre lágrimas: ¨No tengo palabras para describir este momento, quiero agradecer a mi equipo, a todos los argentinos, a mi familia y a todos mis amigos. A la gente que me apoyó en todo este tiempo, esto es para ustedes¨.


En el momento de la premiación, Juan besaba la copa, esa con la que tantas veces había soñado. El sueño era realidad y nosotros también éramos parte. Tandil, la ciudad del campeón, estaba revolucionada. Gente que lo había visto crecer a lo largo de los años hoy lo veía triunfar en lo más alto del tenis profesional. El trabajo y el esfuerzo daban sus frutos.

Delpo recibido en Tandil. Fuente: Télam.
Delpo recibido en Tandil. Fuente: Télam.


El regreso del tandilense a nuestro país no tardó mucho: cuatro días después de su consagración fue recibido con una gran caravana en su ciudad natal y saludó a su gente, con la emoción todavía presente. Sus vecinos, su familia, sus fanáticos, el club Independiente que lo vio crecer, todos estaban presentes. Como muestra de amor por todo el cariño recibido afirmó: “Esto se lo debo a ustedes”. Sin dudas, es una postal que quedará grabada por siempre en la retina de los que disfrutamos de Juan Martín Del Potro.

Autor:

También te puede interesar...

Medvedev y Tsonga, profetas en su tierra

Mientras todas las luces apuntaban a lo que pasaba en Ginebra con la Laver Cup. El circuito ATP sigue, y esta semana, en San Petersburgo y Metz se jugaron dos interesantes torneos.

El equipo europeo consiguió el tercer título en tres ediciones disputadas.

Europa continúa dominando la Laver Cup

Europa se coronó nuevamente en la Laver Cup, derrotando a Resto del Mundo por 13 a 11. El equipo campeón estuvo conformado por Federer, Nadal, Tsitsipas, Thiem, Zverev y Fognini.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.