La frustración de la Next Gen

La frustración y la cabeza de los integrantes de la Next Gen, les esta jugando una mala pasada, a pesar del talento visible que poseen, no pueden lidiar con la presión que conlleva el estar entre los mejores del mundo.

Next Gen tenis

La frustración de algunos de los integrantes de la Next Gen. Foto: Web

Escrito por:

Es una realidad que hace un par de años, los jóvenes están abriéndose camino en el circuito ATP. De hecho, debido a la gran cantidad de jóvenes talentos que comenzaron a notarse en el circuito, se comenzó a realizar el máster de la Next Gen, un torneo similar al que juegan los 8 tenistas que mas puntajes recolectaron durante toda la temporada, pero en este caso con jóvenes menores de 21 años. Este torneo comenzó en 2017 y se celebra hasta en la actualidad en la ciudad de Milán, sin dar puntos ATP.


Las primeras hazañas de los jóvenes pudieron verse con el tenista alemán, Alexander Zverev (1997), quien en 2017 dio el gran salto al ganar dos másters 1000 (Roma y Montreal) y en 2018 el máster 1000 de Madrid, de esta forma, fue el primer tenista fuera del big 4 en obtener más de 2 títulos de esta categoría. Como si esto fuera poco, Zverev quedo clasificado para el máster de fin de año, donde juegan los 8 mejores tenistas de la temporada y en una enorme final frente al actual número 1 del mundo, Novak Djokovic, se corono y esto le permitió ubicarse en el puesto número 3 del ranking. Actualmente se ubica en el puesto 6.

Alexander Zverev frustrado por sus resultados.
Alexander Zverev frustrado por sus resultados

Otro joven de gran ascenso fue el ruso, Karen Khachanov (1996), quien viene teniendo dos grandes temporadas y logro cerrar el 2018, con un titulo máster 1000 en Paris, logrando en 2019 las semifinales en Montreal y los cuartos de final en Roland Garros. Actualmente se ubica en el puesto 9.


A los ya mencionados, se suma el griego, Stefanos Tsitsipas (1998), con un gran ascenso en los últimos dos años, logro ingresar al top 10 gracias a notables actuaciones, entre las que se destacan la final del máster de Montreal de 2018 y la de Madrid del 2019, además de las semifinales del Abierto de Australia 2019 y del máster de Roma, es el último campeón del máster de Milán de la Next Gen. Actual número 7 del mundo.

Tsitsipas molesto con sus ultimos resultados.
Tsitsipas molesto con sus últimos resultados

Otro de la next gen que hizo mucho ruido es el tenista ruso, Daniil Medvedev (1996), quien pego el salto en el 2019 con grandes actuaciones, como las semifinales de Montecarlo, la final de Montreal y el título obtenido en Cincinnati, todos torneos de la categoría máster 1000. Pero daría el gran golpe en el ultimo grand slam del año, el Us Open, donde fue el primer tenista de esta Next Gen, en alcanzar las finales de un grand slam y quien estuvo a la altura de las circunstancias llevando al campeón, Rafael Nadal a cinco sets. Gracias a todos estos resultados, es el cuarto en el ranking ATP.
El tenista coreano ha hecho lo suyo, Hyeon Chung, fue el primer campeón del máster de la Next Gen y ha tenido muy buenos torneos como las semifinales del Abierto de Australia 2018 y los cuartos de final de los masters 1000 de Miami e Indian Wells también del 2018.

Medvedev y un excelente verano en EE.UU.
Medvedev y un excelente verano en EE.UU

Otros tenistas que pueden sumarse a esta lista y que en cualquier momento podrían pegar el salto en grandes torneos por que ya han demostrado que tienen potencial y han obtenido grandes victorias y títulos en diferentes superficies son: Matteo Berrettini, Borna Coric, Felix Auger-Aliassime, Taylor Fritz, Alex de Minaur, Denis Shapovalov, Cristian Garin, Hubert Hurkacz, Andrey Rublev, Frances Tiafoe, Reily Opelka, Miomir Kecmanovic, Casper Rud, Alexei Popyrin, todos jóvenes menores de 23 años y que actualmente están en el top 100.

La presión en los jóvenes.


Pero no todo es color de rosas en un mundo tan competitivo y donde los sentimientos como la angustia, la frustración y el enojo están a flor de piel y esto puede observarse en muchos de estos jóvenes tenistas, que a pesar de haber logrado la gloria y haber obtenido grandes triunfos a tan corta edad, su cabeza les juega una mala pasada y viven malos momentos, donde la frustración puede más e incluso les quita en muchos casos las ganas de seguir jugando al tenis.


El caso de Alexander Zverev es un claro ejemplo. El alemán, luego de consagrarse en el máster de Londres a finales del 2018, está teniendo un 2019 complicado y sin notables resultados, donde conflictos con su ex manager y una ruptura amorosa parecen usurparle la cabeza y al no lograr los resultados esperados en los torneos, ha llegado a decir en conferencia de prensa que no quería jugar al tenis por un buen tiempo. Además, la presión de haberlo considerado como el tenista estrella, quien sería el que desbanque al big 4 de los grandes torneos e incluso del podio del ranking también hizo lo suyo, Sascha todavía no logra superar las instancias de cuartos de final en torneos de grand slam.


Otro caso emblemático, muy reciente, es el de Stefanos Tsitsipas, quien dijo en conferencia que el ser favorito en los torneos que disputa le es difícil y conlleva una gran presión que se le complica manejar. El griego ha tenido en la última parte de la temporada 2019, una seguidilla de cuatro derrotas consecutivas. A pesar de esto, es el tenista griego con mejores resultados en la historia del tenis de su país, pero le está costando lidiar con la presión que siente cualquier deportista de elite que se codea con la cima. En la rueda de prensa del Us Open, luego de haber sido derrotado por Rublev, dijo estas palabras: “Ahora siento que todos quieren vencerme y no tienen nada que perder contra mí. Ahora casi siempre soy favorito y eso me genera un extra de presión. Perdí un poco la inspiración y para volver a encontrarla necesito empezar de cero”. Fuertes palabras para un tenista que apenas tiene 21 años.


Quizás otro ejemplo más serio es el del ruso, Andrey Rublev, quien afirmo haber sufrido una depresión luego de tener una lesión por estrés en la parte baja de la espalda. Las palabras del ruso fueron estas: “Tuve más tiempo libre que nunca y no supe qué hacer con él. Nada por entonces podía hacerme feliz. Nací para competir y, sin poder hacerlo, llegó la depresión. Trataba de ni mirar los resultados de los torneos; cuando podía hacerlo y volver a sentir sensaciones de competitividad, me ganaba la tristeza de saber que faltaba para volver a jugar de nuevo. Pero eso me hizo querer volver más que nada en el mundo”. La depresión se debía en gran parte, porque la lesión le ocurrió cuando estaba pasando por su mejor momento tenístico. Por suerte, este episodio duro tres meses y actualmente, el mundo del tenis está viendo resurgir a este joven en los últimos torneos que ha disputado.

Rublev emocionado por sus últimos resultados luego de la depresión.
Rublev emocionado por sus resultados luego de la depresión

Sin lugar a dudas son muchos los ejemplos que pueden mencionarse, donde la frustración, la depresión y la misma presión están siendo un enemigo en estos jóvenes y que al parecer, aunque talento les sobra, mentalmente no se encuentran 100% preparados para afrontar con todo ello.


¿Crees que es cuestión de edad? ¿Podrá deberse a la madurez o simplemente al carácter de cada uno? ¿Podrá alguno vencer todos estos obstáculos y al fin lograr algún título de grand slam o consolidarse en el podio del ranking? Todas preguntas, aun sin respuestas y que será cuestión de tiempo ver si estos jóvenes pueden al fin romper con la gran hegemonía del big 3 (Djokovic, Nadal, Federer).

Autor:

También te puede interesar...

Del éxito al olvido: el calvario tenístico de Jack Sock

El tenista estadounidense de 27 años, pasó de ser semifinalista del Masters Finals 2017 a quedarse sin puntos ATP a partir de este lunes. Repasamos los mayores logros de su carrera, su llegada al top ten, y su posterior derrumbe profesional.

El renacer de Andy Murray

El británico que había anunciado su retiro en Enero, logró superar sus graves lesiones de cadera y se coronó por primera vez en 30 meses, en el ATP 250 de Amberes.

Una respuesta a “La frustración de la Next Gen”

  1. Marga dice:

    Lós chicos de ahora son buenos tenistas, sus golpes son fantásticos, recuperan bolas imposibles y atacan siempre q pueden , incluso cerrando puntos en la red pero les falta mentalidad, se hunden rápido cuando
    Las cosas no salen bien y deberían aprender de la mejor cabeza del circuito ( Nadal) a ganar aunque no jueguen bien y a sobreponerse ante las adversidades e incluso las caídas 👌👍🏼✅😍

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.