Categorías: Análisis y Opinión

Ya ganó Federer, ya ganó Nadal, ya ganamos todos

Soñamos con ello y sucedió. Ahora nos toca disfrutar de semejante partido. Gracias Federer y gracias Nadal. Sampras vs Agassi. Connors vs McEnroe. Borg vs McEnroe. Laver vs Roseweall. Y podría seguir enumerando grandes rivalidades en toda la historia de un deporte tan rico como lo es el tenis desde sus inicios. Sin embargo, será difícil […]

Temáticas de la nota:

,
Laver Cup Tennis

FILE - In this Jan. 24, 2014, file photo, Rafael Nadal of Spain, right, and Roger Federer of Switzerland pose at the net before their semifinal at the Australian Open tennis championship in Melbourne, Australia. Federer and Nadal say they plan to play doubles together when the Laver Cup debuts next year. (AP Photo/Rick Rycroft, File)

Escrito por:

Soñamos con ello y sucedió. Ahora nos toca disfrutar de semejante partido. Gracias Federer y gracias Nadal.

Sampras vs Agassi. Connors vs McEnroe. Borg vs McEnroe. Laver vs Roseweall. Y podría seguir enumerando grandes rivalidades en toda la historia de un deporte tan rico como lo es el tenis desde sus inicios. Sin embargo, será difícil encontrar una como ésta. Desde mi humilde visión, uno es el mejor jugador de todos los tiempos. El otro, en el Top 3 de tal reconocimiento. Uno es Roger Federer, máximo ganador de títulos de Grand Slam, el otro es Rafael Nadal, el tenista con más títulos de polvo de ladrillo.

Federer estuvo seis meses fuera de las canchas por una lesión en su rodilla y se perdió los Juegos Olímpicos de Río 2016, según él su objetivo del año. Nadal alternó presencias en torneos y ausencias debido a algunas molestias físicas, básicamente las que sufrió durante toda su carrera y no le permitieron lograr más trofeos.

Ambos quedaron fuera del Torneo de Maestros, certámen que reúne a los ocho mejores jugadores de la temporada: Roger porque su ránking no lo permitía -sumado a su lesión- y Rafa por decisión propia y así cuidar su salud. Allí comenzaron los interrogantes y muchos se animaron a decir que “ya nunca volverán a jugar como antes“. Lo equivocados que estaban. Y tan sólo dos meses después.

Con 35 y 30 años, respectivamente, el suizo y el español se regalarán y nos regalarán a todos un nuevo espectáculo entre sí, nada más ni nada menos que en la final de un Grand Slam y en el Australian Open, tal como ocurrió en 2009 con una épica victoria de Nadal en cinco sets que duró más de cinco horas de juego. Será difícil no emocionarse, recordar viejos partidos y pensar que tal vez este sí sea la última función de ambos en semejante torneo.

Las derrotas tempranas de Andy Murray y Novak Djokovic abrieron las puertas a esta posibilidad única, a la final soñada. Desde el primer partido que en la cabeza de todos los amantes del tenis estaba dando vueltas la chance de volver a verse en un partido de esta magnitud. Claro, era difícil y faltaba mucho. Federer, en su camino, batió a tres TOP 10 (Berdych, Nishikori y Wawrinka). Nadal hizo lo propio ante dos TOP 10 (Monfils y Raonic).

Podrá ser el último. Quizás no. Pero yo lo voy a disfrutar como nunca y seguramente ustedes también. Podrá ganar Federer y conseguir su 18º Grand Slam. Podrá ganar Nadal y sumar su 15º Major. Antes de la final ya ganaron ellos y también ganamos nosotros. ¡Qué este momento no se termine nunca!

Foto destacada: The Indian Express

Autor:

23 años. Periodista deportivo. Creador y director de Tenis Zone. También me podés leer en https://issuu.com/conexiontenis.

También te puede interesar...

Nace una nueva competencia por equipos

La ATP Cup prepara su estreno

La ATP prepara su nueva competencia mundial por equipos, que le hará frente a la nueva Copa Davis. La primera edición de la ATP Cup se disputará en Australia en Enero 2020.

La frustración de los integrantes de la Next Gen

La frustración de la Next Gen

La frustración y la cabeza de los integrantes de la Next Gen, les esta jugando una mala pasada, a pesar del talento visible que poseen, no pueden lidiar con la presión que conlleva el estar entre los mejores del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.